El departamento de Movilidad de la Diputación de Pontevedra está instalando los dispositivos de moderado de velocidad de tráfico, pasos de cebra sobreelevados y reductores de velocidad de vehículos, en varios puntos de las carreteras provinciales en el Concello de Tomiño.

Los trabajos en este Concello se iniciaron la pasada semana con tres brigadas de trabajo, aglomerado, albañilería y pintado. Las obras suponen la instalación de dos pasos de cebra sobreelevados en la carretera EP-3102 Tomiño-Sabarís, en los puntos kilométricos 0+400 y 0+500, de nueve metros de longitud y al mismo nivel que las aceras existentes, en el lugar de Mosteiro, delante del colegio Pedro Caselles. Como novedad, en el PPS se va a pintar una leyenda de advertencia a los peones en la primera banda del paso de cebra: “Atención. Mirar Izquierda-Derecha” .

También se instalarán en la misma carretera otros dos reductores físicos de velocidad, en los puntos 4+360 y 4+410, de seis metros de longitud. Por otra parte, en la carretera EP31-03 entre Tabagón-Goián se construirán otro par de reductores de velocidad en los puntos 4+240 (de 7 metros de ancho) y en el 4+290 (de 9 metros).

En Tomiño también se pintarán las carreteras provinciales. El nuevo pintado supondrá una inversión de 37.534,71 euros y mejorará un total de 74,2 kilómetros de señalización en las carreteras EP-3101 entre Tebra y Cristelos y EP-3102 Tomiño-Sabarís.