Dos agentes de la Policía Local de O Porriño salvaron la vida de un varón de 80 años, vecino de la localidad, que entró en parada cardiorrespiratoria en la tarde de ayer.

Sucedió en la céntrica calle Ramirás, cuando el hombre circulaba en su vehículo. Fue una viandante la que alertó a la Policía al ver a una persona inconsciente en el interior de un coche parado en medio de la calzada.

La patrulla, equipada con un equipo DESA, se desplazó al lugar y en tan sólo dos minutos estaban prestando atención al hombre. Al llegar pudieron comprobar que no respondía a los estímulos por lo que procedieron a realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar, utilizando el desfibrilador del coche patrulla hasta que se estabilizó y fue atendido por los servicios médicos. Cabe destacar que los vehículos de la Policía Local están equipados con equipos DESA de primeros auxilios.

El alcalde de O Porriño, Alejandro Lorenzo, recibió hoy a los agentes para agradecer su bueno hacer y la esencial labor que desempeñan. Un agradecimiento que estos recibieron y quisieron hacer extensivo a los ciudadanos que colaboraron a atender a esta persona.