Uno de los conductores impactó con dos coches que estaban estacionados

Noche de sábado movida para la Policía Local de Baiona que ha tenido que acudir a dos accidentes de tráfico sin heridos, pero con dos alcoholemias positivas y con cuantiosos daños materiales.

El primero de ellos se registró al filo de las tres de la madrugada en Sabarís. El conductor de un turismo se salió de la vía e impactó contra el bordillo de la acera. Al realizarle al conductor las pruebas preceptivas de determinación del grado de impregnación alcohólica, estas arrojaron un resultado positivo.

En torno a las cuatro de la madrugada se registraba otro accidente, esta vez en la Avenida Ramón y Cajal. Un conductor que circulaba por la PO-552 en dirección Oia-Sabarís, perdió el control de su vehículo y colisionó con dos coches que estaban estacionados. No se han producido daños personales, pero si materiales. El conductor, y único ocupante del turismo, triplicaba la tasa de alcohol permitida. La Policía Local de Baiona se hizo cargo del atestado.