Tras superar la Q2 de la European League frente al Hypo austriaco, al Mecalia Atlético Guardés le toca regresar a la Liga Guerreras Iberdrola para abrir la séptima jornada este viernes en el Pabellón de La Arena de Gijón. Será a partir de las 21:00 horas y con las cámaras de Teledeporte (TVE) retransmitiendo el partido en directo. Enfrente, un Unicaja Banco Gijón en plena forma, que ha iniciado la temporada de forma extraordinaria.

Cinco victorias en seis partidos han aupado al equipo que dirige Cristina Cabeza a la tercera plaza de la clasificación, empatado a puntos con Rocasa Gran Canaria y a una sola unidad del líder Bera Bera. Su única derrota se produjo en la segunda jornada frente a Caja Rural Aula de Valladolid. El resto de choques los cuenta como triunfos, incluido uno lleno de solvencia (28-22) frente al Elche, único verdugo liguero del Guardés esta temporada. Todo ello con un balonmano de calidad amparado en jugadoras de mucho nivel como la paraguaya Marizza Faría, la brasileña Juliana Borges o Aida Palicio, máxima goleadora de la pasada Liga. Además, ha recuperado a la central lalinense y ex del Porriño Cecilia Cacheda, que ya fue capaz de anotar siete dianas contra Zuazo la pasada semana.

El Mecalia, por su parte, viaja a Asturias con el dulce regusto del pase europeo frente al Hypo. También con Estefanía Descalzo, que se perdió la última cita liguera en Barakaldo por motivos laborales. Las brasileñas Tamires Anselmo y Hannah Nunes siguen de baja para una cita importante para el equipo miñoto, con dos puntos y un partido menos que su rival. La celebración de la vuelta de la Q2 en A Sangriña coincidió con la sexta jornada de Liga, en la que el Guardés debió haber recibido al Morvedre. El partido ha quedado aplazado hasta el próximo 8 de enero, por lo que el colectivo de Prades tardará algo más de dos meses en ponerse al día.

De nuevo, el resto para el también seleccionador español será equilibrar los minutos de sus jugadoras. La ya de por sí corta plantilla del conjunto miñoto está sufriendo una carga extra con las bajas de Anselmo y Nunes,que están obligando a acumular cargas a varias balonmanistas y a Prades a tirar del equipo juvenil, especialmente de la viguesa Yaiza Alonso, que ya casi es un miembro más del grupo.

Este encuentro será el segundo entre guardesas y gijonesas en pocos meses. Ya se vieron las caras en Valladolid, en el partido por el tercer y cuarto puesto del Summer BAG Experience de pretemporada. Sucedió el pasado 22 de agosto. Entonces, el equipo que dirige José Ignacio Prades se llevó la victoria (24-17).

José Ignacio Prades: “Gijón no está ahí por casualidad”

El técnico del Guardés reconoce que tantos esfuerzos tan seguidos y con una rotación corta pueden afectar a sus jugadoras, tanto en el plano físico como el mental. No obstante, se muestra convencido de la capacidad de sus pupilas para hacer frente a estos escollos. “A nivel físico estamos muy bien. Estamos aguantando todos los partidos con muy poquitos efectivos, llegando muy bien a los tramos finales. El trabajo es bueno y estoy convencido de que va a durarnos esta gasolina hasta finales de noviembre, antes del parón por el Mundial”, comenta. “Y mentalmente el equipo también tiene bastante experiencia en estas situaciones y lo está llevando bien. No significa que no esté cargado mentalmente, pero como cualquier equipo que atraviesa estas situaciones. En ese sentido, el equipo se siente fuerte y se ha hecho mayor en este aspecto. Puede que las más jovencitas tarden un poco más en asimilarlo, pero la respuesta está siendo buenísima y hasta ellas lo están asumiendo bien”, añade.

Sobre Unicaja Banco Gijón, el también seleccionador español lo tiene claro: “Las casualidades no aparecen porque sí. Si Gijón está donde está es porque ha trabajado muy bien, porque ha hecho muy buenos resultados y porque ha sacado los partidos adelante”, expresa Prades. “Es un equipo muy rocoso, que sabe muy bien a lo que tiene que jugar, con jugadoras muy determinantes. Además han recuperado a Cacheda, que no es que les dé una rotación más sino una jugadora diferente. Es un equipo muy bien armado, con muchas variantes y muy duro. Es un reto para nosotras e intentaremos poner las cosas difíciles y sumar”, concluye.