Una vez más, los principales equipos que compiten en la Copa de España de Rallyes de Asfalto (CERA Recalvi) y algunos de los de referencia en Galicia han acudido a la llamada del Rallye Rías Baixas. En su 56ª edición la prueba viguesa contará con 104 participantes que prometen espectáculo del bueno, tanto en la clasificación general como en cada una de las copas y trofeos que se pondrán en juego.

La victoria en la general del “Rías” se venderá cara. Son varios los equipos que aspiran a ella. Álvaro Muñiz, a los manos de un Skoda Fabia R5 con el que compite esta temporada, acude a la prueba viguesa con la intención de defender el liderato de la Copa al que se aupó tras su victoria en el Rallye do Cocido, aunque consciente de que no lo va a tener fácil. Y es que, sin lugar a dudas, la referencia y el espejo al que se van a mirar todos es Jose Antonio “Cohete” Suárez. El asturiano correrá también el rallye vigués y aunque su objetivo está puesto en el Supercampeonato de España de Rallyes (SCER) del que es actual campeón en título, todo apunta a que será el rival a batir por las carreteras del sur de la provincia de Pontevedra. El Rías Baixas es el rallye de Recalvi, su principal patrocinador y, a buen seguro, exprimirá a fondo su Skoda Fabia RS Rallye2 para poder alzarse con el triunfo.

Otros equipos que han confirmado su presencia en el “Rías” y que prometen dar guerra son los capitaneados por Oscar Palacio, un habitual y ganador también del CERA Recalvi, y Jorge Cagiao que saldrá con su espectacular Alpine A110 R-GT, un vehículo de tracción trasera con el que puede pelear por un puesto del podio si las condiciones meteorológicas mantienen el asfalto seco.

Con ese mismo objetivo tomará la salida en el rallye, Alberto Meira. El gondomareño es otro de los pilotos muy a tener en cuenta. Vuelve al Rías Baixas y a una prueba del nacional. Corre en casa, delante de su gente y en tramos que conoce a la perfección, así que la motivación será máxima para el del Skoda. Situación similar a la que vive el piloto de Salceda de Caselas Jorge Pérez, a los mandos de su Suzuki Swift Rally S.

La armada de los espectaculares GT se completa con los Porsche de dos equipos locales, Jorge Pérez y Jose Carlos Figueiras

Copas y trofeos

Espectacular promete ser también la lucha entre los vehículos históricos que puntúan para el recién creado Trofeo Galicia Historic, destinado a coches de competición fabricados entre los años 1971 y 2000. Dentro de esta categoría han confirmado su presencia pilotos de la talla de Javier Carracedo, Jesús Ferreiro, Fernando Rico, Miguel Millares y Pablo Pazó, entre otros. Carracedo llega al Rallye Recalvi Rías Baixas tras ser el más rápido en el “Cocido”.

El BMW3 de Rico fue segundo y Ferreiro tercero, con su nuevo Ford Escort RS MKII. Millares, por su parte, vuelve a competir tras varios años alejado de las carreras, y en esta ocasión a los mandos de un atípico Mercedes Benz 190 que, no obstante, traerá más de un recuerdo a los aficionados más veteranos del rallye. Entre los pilotos de casa, las miradas se centrarán una vez más en Pablo Pazó que en la pasada edición del Rallye Recalvi Rías Baixas se coló entre los diez primeros de la clasificación general a los mandos del Talbot Sunbeam Lotus.

El 56º Recalvi Rías Baixas acogerá además la segunda edición del Rallye Solo Renault Group y será puntuable para los certámenes ya habituales; Challenge Recalvi – Trofeo Michelín – Trofeo MRF, Clio Trophy Spain, Dacia Sandero Rallye Cup y Desafío Kumho Asfalto.