Este miércoles, el alcalde de Baiona, Jesús Vázquez Almuíña, y el jefe de la policía local, Plácido Viéitez, se reunieron con los responsables de la empresa Lugove, concesionaria del transporte regular de pasajeros ente Baiona y Vigo, José Luis Romillo, Director General del grupo Vectalia y Alberto Dorado, Jefe de operaciones de Lugove.

En la reunión se revisaron los problemas que surgieron desde el inicio de actividad, destacando que, actualmente, entre las dos ciudades hay hasta 40 servicios al día.

Desde el Concello de Baiona se canalizarán todas las demandas de usuarios de este transporte, así como toda la información sobre actividades realizadas en el municipio que puedan incrementar el número de personas que lleguen o salgan desde las paradas.

También se trató por parte del Concello de establecer días concretos donde se pueda iniciar antes el horario de transporte, como ocurre en la Arribada, dando un servicio similar en días del verano o de Semana Santa.

A día de hoy desde la página bus.gal se pueden conocer todos los recorridos de los autobuses de Galicia. El concello trasladó la posibilidad de que entre la Concesionaria y la Xunta implanten una App que dé al usuario información en tiempo real sobre la localización de su autobús. «La empresa concluyó en que lo estudiaría».

«Lugove cambiará progresivamente la sinalética de las paradas. También se estudió la posibilidad de cambiar de sitio la parada en dirección a Vigo de Alférez Barreiro. Se estudiará por parte de la empresa y de Infraestruturas de la Xunta esta posibilidad», señalan desde el Concello.

También asistió a la reunión el presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Baiona (ACEBA), Marcos Comesaña, quien podió mejoras en la comunicación con la Universidad de Vigo, elemento fundamental para la consideración de Baiona como municipio universitario. «La reunión se desarrolló en un ambiente cordial y fue la primera de muchas que tendremos en los próximos meses», finalizaron desde el consistorio.