Después de este paréntesis obligado por la crisis del COVID-19, la Directiva y Dirección Deportiva del Club Baloncesto Nigrán inicia el trabajo de organización y planificación de la nueva temporada. Están metidos de lleno en la realización de diferentes reuniones, configuración de los equipos en diferentes categorías, fichaje de entrenador@s, captación de soci@s colaboradores y gestión del protocolo higiénico/sanitario que deberá estar activo en el momento en el que se inicien los entrenamientos de pretemporada escalonados de cada uno de los equipos.

La previsión de inicio de pretemporada será en principio el 1 de septiembre, fecha que ha dado la Federación Gallega de baloncesto, basado en criterios médicos/sanitarios (y que podrían variar), y que obligará al Club a implantar las nuevas medidas de desinfección de material y de exhaustivo control con los jugadores@s del club, tanto en la llegada a las instalaciones del entrenamiento como a la salida del mismo.

Desde la categoría Sénior masculina, pasando por los equipos Juniors, cadetes, infantiles, mini, premini y baby, se irán incorporando a la actividad deportiva en diferentes turnos, en función al inicio de sus propias competiciones ligueras.

Más tarde lo harán las Escuelas de baloncesto que el club tiene en los diferentes colegios de Nigrán, además de en Coruxo y Gondomar, que serán los últimos en incorporarse y que forman la base sólida de la pirámide de crecimiento del Nigrán.

Así mismo, se está trabajando también para mantener la columna vertebral de los entrenador@s, que tan buen resultado están dando con su trabajo diario, formando parte de la filosofía implantada en el club, y que son un gran activo para dar continuidad al trabajo programado desde la dirección deportiva, tanto a nivel técnico, táctico-físico como psicológico.

Igualmente, se está organizando la configuración de los equipos de cada categoría, tanto masculinos, femeninos como mixtos.

Dentro de la programación ya se están perfilando los primeros trazos del ya habitual Torneo de Navidad «Encesta un Alimento» que va ya por su VII edición y que forma parte del calendario de las vacaciones navideñas.

Desde el Club se plantea una temporada llena de nuevos e ilusionantes proyectos a pesar del modo tan inesperado en que acabó la temporada anterior y los nuevos retos que se presentan en el inicio de esta, ante la nueva realidad social y económica después del COVID-19.

Pero eso no merma, en modo alguno, las ganas y la ilusión con las que el Club inicia cada una de sus temporadas, característica y seña de identidad de esta entidad deportiva.