ALFREDO

Las nuevas tecnologías se han colado en nuestras vidas. La comodidad de comprar desde casa a golpe de clic es una realidad y ha motivado que el Centro Juan María abra una tienda online de moda para todos, en colaboración con la firma viguesa, Lolola. Además de generar ingresos para el centro creará ocho puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual.

Juan María By Lolola es la nueva división laboral de este centro de empleo y está centrado en la industria de la moda inclusiva. Este martes inauguraron de forma oficial la web donde podremos encontrar camisetas, sudaderas, baberos o algún que otro complemento. “Los usuarios del centro no confeccionan la ropa, que se fabrica en Portugal y Vigo, pero sí comercializarán las prendas que se venderán al público con formación y apoyo”, explica Alberto González, coordinador del centro nigranés.

No hay variedad suficiente en el mercado para que las personas con discapacidad puedan elegir qué ponerse”, indica la diseñadora Lola Ronda Motero, responsable de la marca, recordando que debido a esa falta de mercado, “prima lo cómodo sobre lo bonito o lo que es peor, sobre lo que los clientes quieren, con independencia de que tengan o no alguna discapacidad”. La ropa no es adaptada. “Hay sudaderas que llevan cremalleras laterales y en el cuello, para que sea más fácil ponerla”, afirma la modista.

La única línea de empleo que tenemos hasta ahora es la de limpiezas generales y de viales, pero hay usuarios que no les gustan y que prefieren decantarse hacia el sector del comercio online”, indica González. El coordinador del Centro Juan María señala también que están en negociaciones con la Consellería de Economía para el desarrollo de un proyecto de formación dual, el cual consiste en la creación de contratos laborales con un 50 % de formación y un 50 % de trabajo laboral.

No es sólo una línea de ropa, es un nuevo proyecto empresarial donde las personas con discapacidad intelectual participan activamente, desde la manipulación de prendas, empaquetado, gestión de almacén o preparación de pedidos de la tienda online, entre otros”, añade González.

Tienen pensado abrir la tienda de A Ramallosa un día a la semana en verano. Pero van más allá y su próximo objetivo es el de abrir siete tiendas en las grandes ciudades gallegas.