El Concello de A Guarda se une a las reivindicaciones de las familias con “Perthes” para visibilizar esta dolencia que afecta a muchos niños, provocando deformidades de manera permanente y problemas de cadera iluminando de color verde la casa consistorial.

La enfermedad de “Perthes”, también llamada “Legg- Calvé- Perthes”, afecta a la cadera de los niños, produciendo una destrucción de parte del hueso de la cabeza del fémur o la «bola» de la cadera. El organismo puede regenerar completamente este hueso o hacerlo solo de forma parcial y provocar una deformidad permanente.

El 17 de enero de 1869 nacía en Alemania George Perthes, el primer paciente al que se le detectó oficialmente esta dolencia, eligiendo esta fecha para conmemorar el Día de Perthes.

El objetivo de muchos colectivos vinculados a esta enfermedad es el de dar a conocerla y llegar a las familias con niños que la padecen, así como a los adultos que sufren sus secuelas.