El pleno municipal de Oia aprobó inicialmente el presupuesto para este año, que asciende a un total de 1,7 millones de euros. En un momento de dificultad marcado por las excepcionales circunstancias provocadas por la pandemia de la covid-19, el gasto social consignado en las cuentas representa cerca del 12% del total de las cuentas municipales.

Los presupuestos ascienden a un total de 1,7 millones de euros, lo que supone continuar la senda de ligeros aumentos de los últimos años (1,69 millones en 2020 y 1,62 millones en 2019). Destaca el mantenimiento de la deuda cero, del esfuerzo en materia social y la congelación de tasas e impuestos municipales.

La alcaldesa, Cristina Correa, incidió en que “o gasto social ascenderá a 202.330 euros, o que supón o 11,9% do orzamento total do Concello”. En ese sentido, recordó que el número de horas destinadas a la atención a personas dependientes se ampliará este año un 2,1%, pasando de las 14.088 del año pasado a 14.352 en 2021.

Entre las principales partidas presupuestarias está el capítulo de inversiones reales, que asciende a los 34.200 euros. De esta cantidad destaca la aportación municipal al Plan Marco de la Xunta para la Mejora de Caminos Municipales, de 10.000 euros.

Además, la alcaldesa destacó que por segundo año consecutivo se contempla una partida para ayudas a las traídas de aguas vecinales (25.900 euros) y para bolsas de transporte escolar (2.000 euros). También dará continuidad a la apuesta por la creación de nuevas rutas de senderismo que permitan ampliar la oferta de espacios de ocio ciudadana al aire libre y que, al mismo tiempo, dinamicen el turismo; cuestiones muy demandadas en este contexto de pandemia.

Ayudas a la hostelería para paliar los efectos de la covid

Las cuentas para 2021 incluyen algunas partidas de nueva creación, destinadas a paliar los efectos de la covid en los sectores económicos más perjudicados y ayudar al vecindario a dotarse de materiales de prevención. Así, se consignan 10.000 euros para ayudas a establecimientos hosteleros afectados por la pandemia y otros 10.000 euros para la compra de mascarillas y otros materiales de prevención.

En alusión a las ayudas a la hostelería, la alcaldesa señaló que esta cantidad prevé ampliarse, ya que “é vontade do equipo de goberno sumarse ao fondo de cooperación no que Xunta, deputacións e concellos están a traballar” y que se concretará en los próximos días.

Por otro lado, y al igual que en anteriores ejercicios, el Concello mantendrá la colaboración con asociaciones con fines sociales radicadas en la comarca, así como con los colectivos culturales y deportivos del municipio.

Las ayudas para la puesta en valor de los curros y para la actividad de la Asociación Costa dos Castros también tienen continuidad en el 2021. En el caso de esta última, la aportación municipal se orientará especialmente a la edición de libros.

Primero pleno telemático en Oia

El pleno ordinario de este jueves, el primero celebrado de manera telemática en Oia, aprobó las cuentas municipales con los votos a favor del equipo de gobierno. Tras recibir el visto bueno inicial, se abrirá el correspondiente período de alegatos previo a la aprobación definitiva del expediente.

Por otra parte, en la sesión de hoy también recibió el visto bueno a la propuesta de la Comisión de Heráldica para el nuevo escudo y la bandera de Oia, que empezó a tramitarse en el 2019.

Según avanzó la alcaldesa, el nuevo diseño respeta al máximo la tradición y historia local, haciendo alusiones a símbolos como las “pólas de figueira” como elemento principal, el báculo y velo abacial y las dos lises. De este modo, se completa la alusión al monasterio cisterciense sin necesidad de hacer uso de su propio emblema, opción siempre rechazada por la Comisión.

Otros asuntos del pleno

Este jueves también se llevó a pleno la ordenanza que regulará el precio del libro “O Mosteiro de Oia e a Virxe do Mar”, publicación que el Concello pondrá la venta pensando en las personas de fuera del municipio que puedan estar interesadas en la historia local.

Otro asunto aprobado fue el proyecto de mejora en el río Broi (Viladesuso), que lleva implícita la declaración de utilidad pública y, por tanto, las correspondientes expropiaciones de terrenos necesarios para acometer la actuación. Esta intervención, de Augas de Galicia, es la segunda fase de los trabajos realizados en 2013 para evitar problemas derivados de inundaciones.

Por otra parte, el pleno abordó la adhesión de Oia al convenio firmado entre Fegamp y Vicepresidencia de la Xunta con el fin de agilizar los trámites de expedientes sancionadores derivados de actas de denuncia por incumplimientos de la normativa autonómica de contención de la covid. Actualmente, el Concello de Oia tiene constancia de unos 8 procedimientos sancionadores pendientes que, en virtud del antedicho convenio, serán tramitados por el departamento autonómico.

La cuenta general del pasado ejercicio y la ampliación de un mes en el plazo de entrega del borrador del PXOM -atendiendo a las circunstancias extraordinarias de la covid- fueron otros asuntos abordados dentro de la orden del día plenaria.