ALFREDO

El Concello ha editado el libro “O Mosteiro de Oia e a Virxe do Mar”, una publicación que ve la luz con motivo del 250 aniversario de la colocación de la figura de la virgen en el camarín del Altar Mayor de la iglesia parroquial de Santa María de Oia.

La obra, elaborada por la Asociación Cultural Amigos do Mosteiro de Oia (ACAMO) fue presentada en el Salón de Plenos del Concello en un acto en el que participaron la alcaldesa, Cristina Correa, junto con el coordinador y autor de los textos, el historiador Fernando Javier Costas Goberna.

La regidora local agradeció el trabajo de todo el equipo que participó en la elaboración de la obra y alabó este tipo de iniciativas por “achegarnos á nosa historia e coñecer as nosas tradicións«. El Concello repartirá entre el vecindario ejemplares del libro como regalo de Navidad.

Por su parte, el coordinador del estudio explicó que la obra es fruto del “trabajo coral” de varios años por parte de un equipo compuesto por miembros de ACAMO y varias instituciones, como la Escola de Conservación e Restauración de Bens Culturais de Galicia, el Real Mosteiro de Oia, la iglesia parroquial, la Comisión de Fiestas de Santa María de Oia y el propio Concello.

En cuanto a la obra, señaló que “permite situarse en el contexto del hallado (en 1581), de su traslado al Convento y posterior traslado a Salamanca” así como de otros hitos como su vuelta a Oia, la colocación inicial de la talla en el altar de la Virgen del Rosario y la posterior y definitiva en el camarín del Altar Mayor (1770), donde permanece en la actualidad.

La Virgen del Mar, patrona de Oia, está inseparablemente unida a la vida monacal del monasterio situado en la parroquia de dicho nombre”, recordó Costas Goberna.

Sobre el libro

El libro hace una completa y amena revisión de fuentes escritas, orales, gráficas y bibliográficas, incluyendo nuevas referencias y aportaciones documentales.

A través de todas estas fuentes, el trabajo de investigación resultante permite conocer el momento de la aparición de la figura de la Virgen en Oia y en el Monasterio para entender mejor las circunstancias y repercusiones del hallado de la figura, de origen inglés y aparecido en la Punta Orelluda en 1581. También acerca informaciones sobre la historia más reciente y de la celebración de las fiestas en homenaje a la virgen, desde la época monacal hasta la actual.

Por otra parte, la obra ahonda en el estudio de la imaginería religiosa del templo parroquial y aborda la problemática de la conservación de este tipo de bienes. En ese sentido, el libro recuerda que “a inquedanza polo mantemento deste patrimonio está xustificada porque forma parte da nosa historia e das nosas tradicións ancestrais”, teniendo en cuenta además que se trata de imágenes de “extraordinario interese artístico e histórico”.