La alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández, mantuvo este jueves junto a varios concejales una reunión de trabajo con el delegado territorial de la Xunta de Galicia, Luis López, un encuentro institucional en el que el Gobierno municipal aprovechó para trasladar al delegado las necesidades de mejora detectadas en el municipio en diferentes campos como la educación, el transporte público, la sanidad, la dependencia o las infraestructuras.

En este sentido, la regidora explicó la apuesta del Concello por la recuperación patrimonial de las escuelas unitarias de O Rosal, en las que se está llevando a cabo un proyecto de piloto de rehabilitación energética con el objetivo de reducir costes de energía y contribuir a la protección del medio ambiente. Ahondando en este mismo campo educativo, Ánxela Fernández expuso al delegado territorial las necesidades de transporte a las que se enfrenta el CRA María Zambrano para poder ofertar el servicio de comedor. “É unha problemática que xurde dunha nova realidade, como é a da necesidade de implementar o servizo de comedor no CRA. O Concello subvenciona o 25% deste transporte e a ANPA está a facer un importante esforzo para levar adiante o servizo, por iso solicitamos á Xunta que colabore con esta cuestión na que ten plena competencia”, destaca la regidora.

Durante la reunión, alcaldesa y concejales también abordaron los importantes desajustes que está sufriendo O Rosal en el transporte público. Desde el Concello ya dieron traslado a la Xunta de las incidencias detectadas en el municipio, como los problemas que está padeciendo el alumnado que estudia en el IES A Sangriña o los defectos en la comunicación de los distintos barrios con el núcleo urbano del Calvario y A Guarda, entre otros.

Otros de los temas abordados durante el encuentro con Luis López fue la situación de la sanidad en el municipio, que se enfrenta a importantes necesidades en atención primaria agravadas en los últimos meses por la situación sanitaria actual. Como ya le había trasladado a la Consellería de Sanidade, Ánxela Fernández recordó los problemas con los rateos de personal sanitario, la falta de infraestructuras y espacio y la necesidad de una mejora urgente en los equipamientos.

La alcaldesa quiso trasladar también al delegado territorial la realidad a la que se enfrentan los municipios en el campo de la dependencia, un servicio de vital importancia con un importante incremento de precio que están asumiendo por entero los Concellos. “Dende o Goberno local temos clara a necesidade de apostar por mellorar este servizo, que para nós é fundamenta. Este ano incrementamos o número de horas e asumimos a diferenza de custos cun aumento na partida destinada nos orzamentos municipais”, explicó.

Por otra parte, en la reunión también se solicitó la continuidad de la senda peatonal de la carretera PO-353 con un segundo tramo que vaya desde Marzán hasta Fornelos. La alcaldesa agradeció la visita del delegado territorial y mostró su compromiso de colaboración con la institución autonómica.