Xoel Gil

El Municipal de O Porriño acogía un nuevo encuentro entre dos grandes equipos, el Conservas Orbe Rubensa Bm Porriño y el Super Amara Bera Bera. El conjunto gallego quería sumar una victoria tan ilusionante en su casa ante un rival que, en el partido de ida, había ganado por tan solo dos goles. Por ello, Isma Martínez quería darle la vuelta a ese resultado y brindar a la afición y al club esos dos puntos que se habían quedado en Donostia.

A las 19:00 horas se puso en juego la bola con el primer ataque del Conservas Orbe Rubensa, pero no sería hasta el minuto 1:53 que Buforn abriría el marcador. Las defensas de ambos equipos apostaron por una 6:0 muy fuerte, pero lo que marcó estos primeros minutos fueron las imprecisiones que permitieron al Super Amara ponerse por delante cumplidos los diez primeros minutos.

Las segundas líneas vascas estaban haciendo mucho daño a las porriñesas, pero las de Isma Martínez redujeron los fallos y consiguieron, poco a poco, darle la vuelta al electrónico llegando al minuto 20 con 3-4 a su favor.

El Conservas Orbe Rubensa continuaba con su contundente defensa. Sin embargo, el ataque tenía que ser mucho más trabajado porque las donostiarras también mantenían la intensidad defensiva. Tras los dos contraataques de Fermo y Barros, las gallegas conseguían los dos goles de diferencia (10-8). Al ver la renta de las locales, Imanol Álvarez, técnico del Super Amara Bera Bera, solicitó tiempo muerto (min. 25:45). La jugada no encontró portería y el Conservas Orbe Rubensa aprovechó el error para que Casasola anotase y aumentase la diferencia. El descanso llegó con un gol de Emma Boada sobre la bocina, las gallegas se fueron con un 12-10.

El partido volvía con Arrojeria poniendo en juego el primer ataque de las vascas, pero poco duró la posesión porque Maider Barros robaría la bola. Esa nueva oportunidad de ataque permitió a las del Conservas Orbe Rubensa coger de nuevo la renta de tres tantos.

Sin embargo, ambos equipos continuaban demostrando sus cualidades y no tardaría en volver a igualarse el encuentro con el tanto Echeverria. El encuentro estaba siendo un tira y afloja entre las dos escuadras, las cuales mantenían la intensidad en todo momento.

La defensa porriñesa se volvió mucho más dura y junto con las intervenciones de Fátima Ayelén en portería, permitió al Conservas Orbe Rubensa volver a coger la rienda. Llegó el minuto 15 y la diferencia de tres goles a favor de las porriñesas (20-17).

En esta recta final, el Conservas Orbe Rubensa se encontraba un poco bloqueado en ataque, por ello, Martínez pidió tiempo muerto en el minuto 19:47.

A falta de cinco minutos para la conclusión, el Super Amara Bera Bera volvía a tener la oportunidad de empatar la contienda, pero Ayelén sumaría una nueva parada. El tiempo corría y Anne Erauskin con un buen ángulo desde el extremo derecho consiguió batir la portería porriñesa para igualar el electrónico (21-21).

El Super Amara Bera Bera atacó con una jugadora más que desencajó a la defensa porriñesa y que aprovechó Karsten para penetrar entre su defensa y poner a las de Donostia por delante en el resultado.

Minuto 28:49, Martínez pidió su segundo tiempo muerto. La jugada clave vendría tras el robo de balón de Samartín en los últimos segundos y en el que el Conservas Orbe Rubensa se la jugó a través del lanzamiento exterior de Buforn desde los nueve metros con el que conseguiría poner el 22-22. El Conservas Orbe Rubensa Bm Porriño sumaba un empate ante el gran Bera Bera que sabía a victoria.

Crónica: Alba Rodríguez Pérez