El CPI de Cova Terreña celebra la IV Semana de la Ciencia, un encuentro que va cogiendo fama entre la comunidad educativa y año tras año no deja de crecer. En ella participan todos los niveles educativos, desde Infantil y Primaria hasta Secundaria y sirve de escaparate para mostrar los diversos trabajos realizados a lo largo del curso. La Ciencia, hilo conductor de la exposición, está presente en múltiples disciplinas y en diferentes formatos.

A lo largo de nueve días (del 22 al 30 de abril ), los diferentes grupos van pasando por el Salón de Actos del centro para poder experimentar y disfrutar de los diferentes puestos. Habrá una jornada de puertas abiertas el lunes 29 de abril, de 16:00 a 18:00 horas, para que las familias puedan acercarse a los productos elaborados dentro de distintos Plan Proxecta en los que participa el centro, así como de los Contratos Programa.

El que más está llamando la atención, tanto entre la juventud como entre el personal del centro, es la cámara oscura. Este invento, documentado en textos anteriores a Cristo, permite obtener una proyección de una imagen a color, siendo la precursora de nuestras cámaras fotográficas. Sólo necesita una sala oscura y una cartulina con un pequeño orificio a través del cual pasa una pequeña cantidad de rayos de luz.

Las nuevas tecnologías también están presentes, gracias a la radio escolar, con la que se puede grabar un podcast con la colaboración del alumnado de Digitalización. La impresora 3D, que trabaja a destajo para fabricar pequeños regalos para los visitantes, sigue acercándonos una tecnología que ya está revolucionando nuestro día a día.

El cuidado del medio natural, con el uso de energías renovables, está presente a través de varias maquetas que representan las distintas fuentes de energía respetuosas y no contaminantes, en las cuales nos deberemos apoyar de cara el futuro.

Por otra parte, el estudio del cuerpo humano suele tener un papel importante por la cercanía del tema y su presencia en el currículo de diversos niveles educativos. Desde las maquetas del aparato respiratorio y digestivo hasta las representaciones de la célula con sus partes, podemos visualizar estas estructuras, a veces difíciles de imaginar. El estudio estadístico de las pruebas DAFI, en las que participa el alumnado, también se puede consultar.

El mundo de la literatura está presente con la muestra de diversos libros de Julio Verne, gran adelantado a su tiempo. Podemos vislumbrar en su obra su visión futurista que representó, ya en el siglo XIX, del día a día de la sociedad. Muchas veces se aproximó tanto a nuestra realidad que resulta difícil no sorprenderse. Las lenguas completan su participación con un estudio espectrográfico de la voz que nos da las claves de diversos fonemas.

El estudio de la Prehistoria, elaborado por el alumnado de 6º Ed. Infantil, con la inestimable colaboración de las familias, llama también la atención por su complejidad y minuciosidad. Desde una muestra de pinturas rupestres en una cueva a escala hasta diversas maquetas y cartelería que nos explican la manera de vivir de nuestros ancestros.

La meteorología, muy presente en el centro baionés en todas las etapas educativas, está representada a través de varias maquetas de instrumentos meteorológicos. Al mismo tiempo, las fotografías allegadas al Concurso de fotografía meteorológica que se celebra por cuarto consecutivo, también están expuestas para el disfrute de los visitantes.

El departamento de Física y Química nos sorprenden con diversos experimentos que llaman la atención por su vistosidad: como limpiar monedas o emplear una col lombarda como un indicador de pH son algunos de ellos. Otros departamentos y niveles educativos también están presentes, a través de los juegos elaborados con material de desecho, de las maquetas de los árboles autóctonos o del estudio de la contribución de diversas mujeres a la Ciencia.

Como ya viene siendo habitual, la lengua vehicular de la muestra es el gallego. Con esta medida pretenden poner en valor su utilidad a la hora de transmitir conocimientos científicos.

La exposición no pretende ser sólo un canal de difusión de los trabajos realizados, sino que sirve también como un foco de nuevos conocimientos. A tal fin, los visitantes tienen a su disposición cuestionarios adaptados a las distintas etapas educativas de la escuela y en diferentes formatos. Se puede acceder a la versión digital a través de códigos QR. Entre todos, consiguen de este modo acercar la Ciencia a todos los visitantes y, quizás, despertar una chispa que le permita encaminar su futuro.