ALFREDO

Susto el que se llevaron los propietarios de un Volkswagen Golf que esta mañana quedó calcinado en el interior de un garaje en Pedornes, Oia.

Fue un particular que al hilo de las 11:45 horas daba aviso al 112 de que estaba saliendo humo de un garaje en una casa particular. Hasta el lugar se desplazó el GES de A Guarda que sofocó el incendio y ventiló la estancia.

La rápida intervención de los bomberos evitó que las llamas se propagaran al resto de los enseres que había en el interior del garaje. Afortunadamente no se han producido daños personales.

Hasta el lugar también acudió la Guardia Civil de A Guarda.