ALFREDO

El servicio de emergencias GES del Val Miñor cerró este jueves por «falta de personal». Así lo aseguró a este medio Rosi Pereira, delegada de personal, quien afirma que en caso de una emergencia, «bien sea por un accidente de tráfico o un incendio urbano, tendrían que venir los bomberos de O Porriño o Vigo, con el consiguiente retraso, lo repercutiría en el servicio«.

Pereira apunta que tanto ella como el coordinador del servicio están de baja, al igual que varios trabajadores. «Nuestros compañeros están haciendo turnos de 48 horas seguidas y ni siquiera así se da cubierto el servicio«, explica.

Creen que es importante que la ciudadanía del Val Miñor sea consciente del riesgo que supone depender de servicios ajenos a la comarca, «pues la primera y rápida respuesta ante un siniestro es lo que puede determinar que una emergencia sea leve, grave, o muy grave», señala la delegada de personal.

Insiste en que la parte de la prevención en su trabajo es imprescindible, «y estamos avisando (llevamos años haciéndolo) que esta situación puede derivar en una tragedia. Los tres alcaldes están al tanto de la situación y no hay ningún tipo de solución encima de la mesa«, concluye Pereira.