La parlamentaria socialista Leticia Gallego, le reclamó hoy al Gobierno gallego que garantice la cobertura plena de las plazas de médico del Centro de Salud de Tomiño, desiertas durante buena parte del año, y urge además a abrir el centro por las tardes para garantizar una atención apropiada a la población. Gallego presentó una pregunta en la Comisión de Sanidade, en la que responsabilizó al Sergas de la situación del centro.

La parlamentaria socialista señaló que “é unha vergoña a atención sanitaria que o Sergas lle presta á cidadanía de Tomiño”, sostenida apenas por el esfuerzo de los trabajadores sanitarios, que “multiplican o seu traballo para poder paliar a falla de persoal”. Recuerda que durante buena parte del año tan sólo estuvieron cubiertas 5 de las 8 plazas de facultativo del centro –hoy están pasando consulta 7 profesionales- por la negativa de la Xunta a cubrir bajas y vacaciones.

Señaló además en este sentido que el Gobierno gallego ha cerrado desde mayo el consultorio de Goián, en el mismo municipio, luego de la jubilación del médico que lo atendía y que aún no fue sustituido. Gallego llevó al parlamento las demandas de la población de esta zona, que llevan además años reivindicando una ambulancia medicalizada para O Baixo Miño.

Le exigió al Gobierno gallego que planifiquen, non improvisen, non recorten en Atención Primaria, non fagan parches para enviar un médico un mes ou apenas unhas semanas”. Denunció que “xoguen co bo facer dos facultativos, porque saben que non van deixar de atender a ningún paciente sen atender aínda a costa de ampliar as súas xornadas laborais ata onde faga falta”.

Responsabilizó a la Xunta de Galicia y de la política de recortes y privatizaciones de Feijóo del hecho de que los trabajadores tengan que multiplicarse para sacar adelante su trabajo para atender a toda la población en todo el entorno. Señaló la situación de A Guarda, donde no se cubren las plazas, así como en Oia, Baiona o Redondela, con los profesionales desbordados.