SPORTOECO

La alegría de dar el primer paso hacia el título europeo el pasado sábado ya está guardada. No solo porque todavía quedan 60 minutos para poder cumplir el sueño de ser campeonas, sino porque antes hay otros tantos que jugar. Y de nuevo, al máximo nivel de exigencia. El novedoso formato de play-off implantado este año por la Federación Española de Balonmano obliga a los clubes a jugar una post-temporada. Los ocho primeros pelean por ganar la competición en un play-off, que este miércoles comienza para el Mecalia Atlético Guardés. El cuadro miñoto, sexto clasificado, recibe en A Sangriña a Rocasa Gran Canaria -tercero- a las 21:00.

El motivo de este duelo intersemanal es la coincidencia en el tiempo con la final continental. De este modo, el conjunto de Ana Seabra tendrá que jugar cuatro partidos de la máxima exigencia en apenas diez días. Un reto mayúsculo que no se contempló cuando fue confeccionado el calendario pese a que los equipos españoles llevan ganando la Copa Europea desde 2018.

Así las cosas, al Guardés no le queda otra que poner al mal tiempo buena cara y competir, como siempre lo hace, contra el poderoso equipo grancanario. Este formato implica que la ronda de cuartos de final sea una eliminatoria de ida y vuelta tradicional. A partir de ahí, tanto semifinales como final se juegan al mejor de tres partidos, como un play-off de baloncesto. Para llegar a esa instancia, el Mecalia tiene que superar al Rocasa. Por si la entidad del rival no fuera suficiente, el cuadro miñoto debe acometer las dificultades de tener este compromiso en medio de los dos de la final europea.

El equipo es consciente de ello pero también tiene la ilusión y la responsabilidad de pelear por todo. Y el factor A Sangriña siempre es un plus. O Inferno siempre saca lo mejor de las jugadoras y su ayuda será más importante que nunca dada la elevada dificultad de la cita. Ana Seabra tiene a su disposición a toda la plantilla a excepción de Júlia Nuez y Ángela Nieto, lesionadas de larga duración. No obstante, hay varias deportistas con alguna molestia física. Por eso, la técnica lusa hará rotaciones para dosificar esfuerzos y poder afrontar con la mayor garantía posible todos los compromisos que quedan y tirará tanto de la juvenil Aroa Fernández como de Yaiza Alonso, que en su primer año está en la disciplina del Cañiza, filial del club miñoto.

Enfrente estará un potentísimo equipo, que hace un mes ya ganó en A Sangriña en otro compromiso intersemanal. Varias jugadores internacionales como Sayna Mbengue, Alba Spugnini o María Gomes coronan una plantilla de quilates, muy completa en todas las líneas. Eso sí, el conjunto de Telde destaca por el poderío de su primera línea y la facilidad que tienen para conectar en la línea con la propia Spugnini, una de las mejores pivotes de la competición.

Ana Seabra: “Tenemos que cambiar el chip y centrarnos en el play-off”

La entrenadora del Guardés es consciente de que lo conseguido el pasado domingo es muy grande y de lo que se puede conseguir el próximo todavía lo es más. Sin embargo, también tiene claro que debe aparcar todo lo relacionado con la Copa Europea para afrontar con las máximas garantías -dentro de lo posible- el play-off por el título de Liga. “Tenemos que cambiar el chip y centrarnos en el play-off”, enfatiza.”  expresa.

Pero lo cortés no quita lo valiente. Seabra reconoce que la cita continental del domingo es un condicionante. “Claro que vamos a hacer rotaciones”, confiesa, al tiempo que desvela que Aroa Fernández y Yaiza Alonso tendrán su oportunidad. “Está claro que va a ser un partido muy duro, pero vamos a trabajar para hacerlo bien y también para prepararnos para la gran oportunidad del domingo”, sostiene.

Para terminar, la preparadora de Águeda no tiene reparos en ensalzar el poderío de Rocasa. “Rocasa es un equipo con una primera línea muy fuerte, con lanzamiento exterior y capacidad para jugar con pivote. Disponen de jugadoras muy inteligentes, con mucha experiencia”, concluye

Fabio Lima sigue como coordinador y dirigirá al Cañiza de Plata

Fabio Lima seguirá siendo el próximo año el coordinador de la base del Mecalia Atlético Guardés, un cargo que compaginará con el de entrenador del primer equipo del Cañiza. El técnico rosaleiro vivirá así su primera experiencia al frente de un colectivo sénior y debutará en División de Honor Plata. El movimiento se encuadra en el marco de filialidad que mantienen ambos clubes.

Asimismo, el entrenador miñoto también se hará cargo de un equipo de base del Guardés. En los últimos años ha dirigido al Juvenil y al Cadete con sensacionales resultados. Como coordinador, ha impulsado diferentes iniciativas -como la creación de un equipo de biberones-, ha implantado una metodología de trabajo y ha desarrollado un plan común con el Valinox Novás para las escuelas deportivas. Trabajador incansable, Lima da un nuevo paso en su trayectoria con este salto que premia su extraordinario trabajo como coordinador y técnico formativo, que estuvo precedido por su labor como preparador físico del primer equipo, con el que ganó el título de Liga en 2017.

Estoy muy ilusionado ante mi primer reto como primer entrenador en categoría sénior”, destaca Fabio, que reconoce la “predisposición máxima” por parte del Guardés y del Cañiza. “Si no fuera por el buen hacer de ambas partes no habría sido posible”, destaca el rosaleiro, que considera “una oportunidad muy bonita e importante” la que se le presenta. “Seguiré la línea de mi trabajo y daré el máximo para intentar alcanzar los objetivos”, concluye Lima, que tiene claro que quiere seguir creciendo al tiempo que hace crecer al Cañiza y a la estructura de cantera del Guardés, tal como ha hecho este último año al frente de ella.

CRÓNICA: BORJA REFOJOS