El Mecalia Atlético Guardés cayó ante un Super Amara Bera Bera que no perdonó los errores del conjunto miñoto. El cuadro vasco abrió la lata en el Gasca, logrando adelantarse en el marcador hasta minuto 4 (3-3). Así fue la tónica durante la primera mitad: el equipo de Imanol Álvarez conseguía aventajarse y el Guardés, a remolque, se hacía con el empate minutos después.

El equipo vasco obtuvo la máxima ventaja de la primera mitad en el minuto 7 (6-3). No obstante, la distancia se redujo gracias a las rápidas recuperaciones de balón del Mecalia y a las actuaciones de María Sancha y Pauli Fernández (máxima goleadora del partido con 6 tantos), que dieron alas al Guardés consiguiendo firmar tablas en el minuto 9 (6-6).

Pese a conseguir el empate varias veces a lo largo del encuentro, el equipo gallego no logró adelantarse en el marcador durante la primera mitad. Los errores tanto en defensa como en ataque, así como la gran actuación de Maddie Allaa bajo los palos, impedían que el conjunto de Cristina Cabeza se conectase al partido.

Sin embargo, el Mecalia espabilaba por momentos y conseguía de nuevo el empate al final de la primera parte. El conjunto miñoto dio un aviso de que seguía despierto al final de los 30 primeros minutos, con Míriam Sempere impidiendo un gol desde los 7 metros a Marie Louis.

Pero las locales jugaban en casa y querían brillar. De este modo, la segunda mitad empezó con el cuadro vasco dominando en el marcador. Una espectacular Malena Cavo hizo mucho daño al conjunto miñoto, que no se daba encontrado con el partido. Que el Guardés no se sentía a gusto se iba notando en el marcador. El Bera Bera consiguió la máxima ventaja hasta el momento en el minuto 42, con 6 goles por arriba (23-17).

Cristina Cabeza hizo rotaciones para darle la vuelta al envite e ingresaron en la pista África Sempere y Sandra Radovic. Pero el conjunto de Donostia estaba muy enchufado y el Mecalia no lograba reducir distancias. En el minuto 20, el Bera Bera ya dominaba en el marcador por 8 goles (28-20).

El Mecalia tenía 10 minutos para darle la vuelta al encuentro, pero no era capaz de materializar los lanzamientos ni de detener a las locales, con una Mariane Cristina Oliveira acertadísima. De este modo, el equipo local siguió aventajándose en el electrónico hasta lograr el 32-23 final.

En la siguiente jornada liguera el Guardés se enfrentará en casa al Lobas Global Atac Oviedo. El partido será el próximo viernes, día 22, a las 20:30 horas. El Mecalia intentará aprender de los errores y deleitar a los suyos con su mejor versión.

Crónica: Laura Amoeiro