El Mecalia Atlético Guardés empieza las tres semanas más bonitas y decisivas de la temporada con la fase final de la Copa de la Reina, que este año se disputa en Málaga los días 21, 22 y 23 de abril. Es decir, el próximo fin de semana. Una cita casi ineludible para el conjunto miñoto, que acumula diez participaciones en las últimas once citas y llega, además, como vigente subcampeón de la competición. La escuadra guardesa inaugurará con su choque ante Motive.co Gijón el evento. Será el viernes a las 13:00 (Teledeporte).

La expedición miñota viaja a la Costa del Sol con la máxima ilusión por hacer un buen papel. El autobús partió el miércoles a las 23:00 de A Sangriña y, tras viajar toda la noche, llegó a Málaga a media mañana. Una vez allí, tras instalarse en el hotel y comer, el equipo realizó un entrenamiento vespertino sobre la pista del pabellón Martín Carpena, escenario de la cita. Luego, a descansar y a soñar.

Porque el viernes comienza una andadura que espera llegar hasta el domingo, tal como pasó el año pasado en Donostia. Allí, el Guardés se convirtió en el segundo equipo del balonmano gallego -el primero femenino- en alcanzar una final del torneo del KO. Lo consiguió tras batir al Granollers en cuartos y al anfitrión Bera Bera en una memorable semifinal que ya está en los libros de historia del club. Semejante esfuerzo pasó factura en la final al día siguiente y las entonces pupilas de José Ignacio Prades cedieron ante Málaga.

Pero ya se sabe que poco importa el pasado en deporte. La historia se escribe día a día. Y en ello está el Mecalia, que buscará una nueva semifinal contra el equipo asturiano, que viene de salvar la categoría en la última jornada de Liga regular. El haberse quitado ese peso de encima convierte a Gijón en un equipo mucho más peligroso. Además, la Copa es indescifrable. Cualquier cosa puede pasar. Los antecedentes en la recién finalizada fase regular de la Liga Guerreras Iberdrola son de un triunfo por bando. En la primera vuelta -el 23 de septiembre-, el cuadro asturiano ganó en el Pabellón de la Arena (24-22), mientras que en la segunda, el pasado 15 de febrero, fue el Mecalia el que se impuso (25-18).

Por eso, el conjunto de O Baixo Miño viaja con la máxima ilusión pero también con toda la responsabilidad. Sin confianzas. Nadie se ha querido perder esta cita, por lo que toda la plantilla está disponible, incluidas las ya recuperadas Elena Amores y Daniela Moreno. Solo faltarán las lesionadas de larga duración Ángela Nieto y Júlia Nuez. También integran la convocatoria la juvenil Aroa Fernández y la actual jugadora del Cañiza -filial del Guardés- Yaiza Alonso.

Como es norma, el Mecalia no estará solo. Nunca lo está. Se espera que un nutrido grupo de aficionados vuelva a acompañarle, igual que lo hizo el año pasado en Donostia y lo hace prácticamente en todos los desplazamientos.

En caso de pasar la ronda de cuartos de final, el Guardés jugaría la semifinal el sábado a las 21:00. Su rival saldría del enfrentamiento que mide a Elche con Bera Bera. Por la otra parte del cuadro, el Sporting La Rioja se mide a Granollers y el anfitrión Málaga a Rocasa. Un cartel de lujo para una competición de lujo, que al equipo miñoto le sabe a gloria.

Ana Seabra: “El objetivo es llegar lo más lejos posible”

La entrenadora del Guardés va a vivir en Málaga su primera Copa de la Reina. “Me siento motivada y con ganas de disfrutarla”, desvela Seabra, consciente de que es “un torneo muy importante” y que hay “muchas expectativas” puestas en él. “Pero hay que trabajar y hacerlo lo mejor que podamos”, expresa. “El objetivo es llegar lo más lejos posible. Si es la final y ganarla, mejor. Pienso que tiene que ser nuestra meta. No podemos ir a una competición a pensar que vamos a perder. Por eso, intentaremos ir partido a partido haciéndolo lo mejor posible”, proclama.

Aunque no estaba en el club el año pasado cuando el Guardés alcanzó la final de la Copa, la técnica lusa tiene claro que aquel fin de semana mágico en Donostia puede servir de referencia. “Es un año distinto pero claro que hay que aprovechar la historia, los momentos buenos y tratar de repetirlos. Sabemos que en la Copa, todos los partidos son finales y son encuentros distintos a la Liga en el sentido de que todo se decide en 60 minutos. Es una motivación afrontar una competición diferente y tan importante. Y por supuesto que la temporada pasada nos sirve de referencia y nos impulsa para tratar de hacerlo aún mejor. Sabemos de las dificultades, que son muchas, pero tenemos que ser ambiciosas”, sostiene.

En ese sentido, Seabra subraya que el equipo miñoto entra “en una fase de la temporada muy bonita” al estar “metido en las tres competiciones”, que se van a decidir en las próximas semanas. “Mentalmente, es una inspiración para estar bien y aprovechar la oportunidad que tenemos. Y aunque estamos un poco cansadas después de una temporada con tantos partidos, todas las jugadoras están enfocadas en hacer el esfuerzo para intentar conseguir algo bonito”, reflexionó.

El primer paso será este viernes, a partir de las 13:00, en el Martín Carpena de Málaga. Enfrente estará el Motive.co Gijón, un equipo “peligroso” contra el que la entrenadora portuguesa augura un “partido muy difícil y seguro que distinto al de Liga”, en referencia a la victoria guardesa de hace un par de meses en A Sangriña. “Vamos a ir a ganarlo para dar un paso más”, concluye.

Las cadetes vuelven a codearse con las mejores en la Mini Copa

Paralelamente a la competición principal, la RFEBM organiza la Mini Copa, un torneo con los equipos cadetes de los clubes que participan en el evento matriz. Y de nuevo, la base del Guardés estará en la cita. El conjunto que dirige Fabio Lima volvió a competir con la élite de su edad en Galicia -la Liga Ouro- y cosechó un magnífico cuarto puesto que le ha garantizado su presencia en la Final 4 de la categoría.

El formato de la Mini Copa es ligeramente distinto al de las mayores. Para que todos los equipos puedan jugar al menos tres partidos, la cita se desarrolla con una fase previa con dos grupos de cuatro, que juegan todos contra todos en formato liguilla. Los primeros se verán las caras en la final del domingo. Para alcanzarla, las jóvenes deportistas miñotas tendrán que superar un grupo muy exigente con Granollers, Bera Bera y Rocasa. El viernes se miden a catalanas (9:30) y donostiarras (16:15) y el sábado cierran la fase contra las grancanarias (12:00). En el otro grupo quedaron encuadrados el anfitrión Málaga, Gijón, Elche y La Rioja.

Fabio Lima: “Es un premio para las niñas, que llevan todo el año trabajando”

El entrenador del equipo cadete del Mecalia Atlético Guardés encabeza la expedición, que viaja a la Mini Copa llena de desbordante ilusión para vivir una experiencia inolvidable. “Es una competición para disfrutar”, resalta Lima. “No vamos a buscar ningún objetivo competitivo, sino que las niñas vivan la experiencia de jugar fuera de Galicia, que la mayoría no saben lo que es. Es un premio para ellas, que llevan todo el año trabajando”, subraya.

El técnico rosaleiro, coordinador de la cantera del club, apunta a que “el aprendizaje” orbitará en torno a “la convivencia con el grupo” en estos días fuera de casa. “Las niñas no van a tener ninguna presión”, enfatiza Lima, que reconoce que esta semana “se palpa la ilusión” en el equipo. “No hablan de otra cosa”, reconoce. Y profundiza. “Las niñas viven la Copa cada vez que el primer equipo tiene una eliminatoria. Ya esa semana se nota que están un poco nerviosas y que ven el partido con otro punto de vista, deseando que se clasifique para poder ellas también disfrutar de la competición”, concluye.

CRÓNICA: BORJA REFOJOS