CEDIDA // Miki con la Copa en la mano

Uno de los deseos de cualquier jugador de fútbol es ganar un título importante. Y eso es lo que hizo el nigranés Miki Villar el pasado jueves con el Wisla Cracovia de la segunda división polaca. El exfutbolista del UD Ibiza y con pasado en la cantera del Celta, levantó el trofeo de la Copa de Polonia (equivalente a la Copa del Rey en España) tras vencer 1-2 al Pogoń Szczecin de primera división en la prórroga de la final disputada en el Stadion Narodowy de Varsovia.

«Estoy muy contento. Para mí es un orgullo, es algo por lo que llevó trabajando toda mi vida desde que comencé en el Celta con 12 años. Llevo muchos años picando piedra y al final, el duro trabajo tiene su recompensa«, indica emocionado Miki Villar.

Un Miki Villar que no celebró solo el título de la Copa polaca, porque en las gradas, además de su novia, estaban su familia y sus amigos. «Lloramos todos de emoción. Mis padres están orgullosos de mí. La verdad es que hacerlo con ellos en el estadio fue algo muy especial que nunca olvidaré», explica el extremo derecho del Wisla.

Este trofeo es un estímulo para Miki porque ganaron a un equipo de primera división, por lo que el mérito es aún mayor. «Estamos 5º en la clasificación de segunda división. Quedan cuatro partidos y queremos jugar el play off a ver si ascendemos a primera», comenta el nigranés de 27 años.

Miki vive en Cracovia desde el mes de febrero del pasado año, a miles de kilómetros de Nigrán. Con él está su novia y su perra Simba. «Me llegó la oportunidad de fichar por este equipo. Quería salir de España a probar algo nuevo y vivir una experiencia nueva y no me lo pensé dos veces«, señala el joven futbolista quien poco a poco se va a adaptando al país, «la ciudad está muy bien, lo malo es el clima y el idioma que es muy complicado».

Su contrato con el equipo polaco finaliza ahora en junio, y no sabe lo que va a pasar, «todo está abierto. Hubo interés de equipos de España y de fuera, todavía no tengo nada decidido, lo que sí se, es que en junio me voy de vacaciones a Nigrán», finaliza Miki.

CEDIDA // Miki en el estadio tras lograr la Copa de Polonia