El Palco de la Música en el Paseo da Corredoira recuperará el color blanco con la que se pintó inicialmente en el siglo XIX tras el proceso de rehabilitación que comenzó la semana pasada. El objetivo después de múltiples estudios con diversas técnicas y documentación es que vuelva a lucir una imagen lo más similar a que tenía tras su construcción.

De forma previa al inicio la semana pasada de los trabajos de conservación, se llevaron a cabo diferentes estudios y análisis para diagnosticar cuáles eran los agentes, procesos y formas de alteración que afectaban a la estructura metálica del palco y así determinar una propuesta de tratamiento. Entre esas pruebas constan las diferentes catas estratigráficas que fueron sometidas al microscopio electrónico de barrido y determinaron la existencia de una sucesión de capas pictóricas en las que la primera y más abundante es el color blanco, algo que también testimonia la documentación gráfica histórica.

Con esta conclusión en los análisis y revisión de diferente material fotográfico de época, el criterio a adoptar es lo de buscar una solución que se aproxime a la imagen original que tenía esta construcción, empleando la máxima de la mínima intervención, preservando todo elemento original presente y empleando dentro de lo posible materiales y técnicas reversibles. De este modo se aplicará una pintura esmaltada blanca ( RAL 1013) a toda la estructura metálica, matizando en gris algunos de los elementos ornamentales y la cubierta.

Los análisis también determinaron que entre las formas de alteración más importantes estaban presentes generalmente el hidróxido ferroso y hidróxido férrico. Se trata de procesos de mineralización que a la vista generan los colores tan típicos de la corrosión férrica en tonos ocres.

La observación al microscopio electrónico de barrido también confirma que el metal es un acero del tipo de fundición gris, una aleación de hierro con un contenido en carbono entre el 2 y 4,5% y con cantidades variables de silicio, manganeso, fósforo y azufre. El acero del palco de Tui posee mayoritariamente matriz ferrítica y carbono en forma de grafito, con una textura típica laminar.