La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Medio Ambiente e Vivenda, ha reforzado los servicios en el Parque Natural del Monte Aloia, en Tui, con la creación de una zona de ocio con juegos infantiles y elementos biosaludables y con la puesta en valor y mejora de su senda botánica.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, acompañado por el jefe territorial de Medio Ambiente, José Manuel González, y el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, se acercaron hasta el Centro de Interpretación Casa Forestal Ingeniero Areses para supervisar esta doble actuación, en la que se invirtieron 33.000 euros.

“É fundamental manter en perfectas condicións os nosos fitos naturais, como este Parque Natural do Monte Aloia, o primeiro que tivo Galicia coa súa declaración en 1979, tanto polo seu gran valor ambiental, natural e paisaxístico como polo enorme potencial turístico que ten, polo que paralelamente tamén temos que ofrecer servizos e comodidades, respectuosas coa contorna, para os seus visitantes”, explicó el representante autonómico.

La primera actuación consistió en la puesta en valor de la senda botánica que parte al lado del centro de interpretación y en la que se procedió al refuerzo del recorrido con nueva pavimentación a base de zahorra y su posterior compactación.

Asimismo, en este paseo se cambiaron una treintena de carteles y paneles informativos, ya que los anteriores estaban obsoletos y quedaron reemplazados por unos nuevos de alta calidad en vinilo polimérico y materiales antióxido. Además, también se completó el arboretum con la plantación de ocho nuevas especies, orientadas a incrementar los valores naturales y educativos, y se efectuaron otras tareas de cuidados ambientales en todo este espacio.

Por otra parte, la Consellería de Medio Ambiente también dotó a este entorno del lugar de Circos, en la entidad local menor de Pazos de Reis, de un parque infantil con juegos para los niños y otros elementos biosaludables para la realización de ejercicios físicos. En concreto, se colocaron un balancín doble, un juego educativo de panel y dos balancines de silueta con un vallado perimetral de madera de 50 metros de longitud, mientras que los demás aparatos instalados en el en torno permiten las prácticas de volante, caballo y esquí de fondo.