CEDIDA

La sequía que azota Galicia este verano, y especialmente a las Rías Baixas, está obligando a los concellos a tomar medidas para ahorrar agua, tanto a sus vecinos como también a restringir el uso público en jardines y baldeos.

«Sin embargo, el tripartito de Baiona, lejos de dar ejemplo, hace todo lo contrario. El alcalde, el socialista Carlos Gómez, pidió hace sólo unos días a través de un bando dirigido a sus vecinos “máxima colaboración” para ahorrar agua, mientras él, a día de hoy, la malgasta en las rotondas con riego automático varias veces al día. El PP baionés denuncia este mal uso y esta falta de conciencia por parte del tripartito en un momento difícil como este y que ha forzado, incluso, a que empresas de la provincia de Pontevedra tengan que cerrar por la sequía. Hay que predicar con el ejemplo, no le puede pedir a tus vecinos que no rieguen sus jardines y usted hacer lo contrario”, reprochan desde el PP.

«Los vecinos de Baiona están demostrando que están concienciados del problema derivado de la falta de lluvias este verano y entienden la necesidad de reducir el gasto de agua al máximo para evitar el desabastecimiento en los depósitos. Una alternativa para no afectar a la traída sería, por ejemplo, utilizar el caudal que a diario expulsan las bombas de Los Tendales y que acaba en el desagüe de pluviales. Tanto los ciudadanos como lo populares comprenden que se haya cortado el agua en las duchas y lavapiés de las playas, pero por este mismo motivo, no entienden, precisamente, que sea el gobierno local el irresponsable que derrocha en los jardines este bien tan preciado sin ninguna contemplación», finalizan los populares.