ALFREDO // Archivo

El Partido Popular de Baiona afirma que el alcalde «sigue con su afán de desmantelamiento de la Policía Local, que en solo tres años ha visto reducida su plantilla en un 30 por ciento».

«Actualmente«, dicen «el departamento cuenta con 9 agentes, cuando en 2019 eran 13. Esto demuestra que el desinterés por mantener dignamente un servicio imprescindible para la seguridad de los vecinos también está haciendo daño a la plantilla».

Los populares aseguran que Carlos Gómez «no se preocupa por ocupar las plazas que quedan vacantes después de que los agentes se trasladen en comisión de servicio a trabajar a otros municipios». Explican que el propio jefe de la Policía Local de Baiona emitió un informe negativo a la Alcaldía el pasado 28 de septiembre pidiendo que no se dejara ir al agente si no había otra persona que cubriese su puesto. “Condicionada a que se produzca otra plaza en comisión de servicios de la misma naturaleza, expuso el máximo responsable de la Policía Local en este escrito». Sin embargo, «esto nunca se produjo y el alcalde permitió esta salida sin ser sustituido por otro agente».

Para los populares la consecuencia más inmediata de esta política de desmantelamiento de la Policía Local de Baiona la sufren los vecinos, «que están viendo cómo se han reducido turnos completos por las noches y muchas tardes cuando una única persona se ha quedado al frente del departamento para atención telefónica desde la oficina». Para el PP, esto supone «poner en riesgo la seguridad e integridad de todos los baioneses, ya que los efectivos del puesto de la Guardia Civil son los mismos, ya escasos, y no se les puede responsabilizar de cubrir la ausencia de la Policía Local porque sus funciones son distintas”.

Los populares denuncian que el alcalde «está jugando con la integridad física de los ciudadanos, pero también de los comercios, las industrias y del patrimonio público de Baiona». Advierten de que en fechas destacadas como las Navidades, cuando aumenta el número de vecinos, visitantes y actividad nocturna, «la Policía Local de Baiona se encuentra reducida al mínimo sin capacidad disuasoria o de actuación segura».