El grupo provincial del Partido Popular reclamó esta mañana que la Diputación de Pontevedra apruebe un plan de inversiones extraordinarias para apoyar a los autónomos y pymes de la provincia. Los diputados Jorge Cubela, Carmen Amoedo y Luis López, defendieron en rueda de prensa que este plan es totalmente “necesario y vital”, porque la Diputación tiene que defender los intereses económicos de los Concello y, por lo tanto, no puede permanecer ajena a la realidad de esta crisis sanitaria y económica.

La propuesta, según explicó Cubela, pasa por aprobar un plan de 10 millones de euros que sea específico para autónomos, pymes y hostelería, como hizo la Xunta de Galicia, como hicieron el resto de diputaciones provinciales y como están reclamando los alcaldes de toda la provincia, independientemente de su color político. É fundamental que a Deputación apoie aos autónomos, aos pequenos empresarios que co seu esforzo levantan a persiana desta provincia e que son o motor da creación de emprego”, defendió.

El portavoz popular denunció que “desde xuño a Deputación de Pontevedra está desaparecida na xestión da Covid. Descoñecemos en que traballa, pero é necesario que a provincia se blinde ante esta pandemia, é preciso que apoie aos concellos e aos sectores prexudicados”.

En esta misma idea incidió Luis López, que lamentó que “esta falta de apoio da Deputación é a mostra evidente do desprezo que amosan aos autónomos e pemes xusto no momento que máis o precisan”. Por eso, dijo que es urgente dejar de ser la única administración provincial sin un plan específico de ayudas para ellos.

La propuesta de los populares, según explicó, pasa por asignar una cuantía a los ayuntamientos de menos de 50 mil habitantes, fuera del plan Concellos, y cada ayuntamiento convoca una subvención según un modelo de bases que es igual para todos los ayuntamientos de la provincia. “Pedímoslle que tome como modelo o que está facendo a Deputación da Coruña, e que deixe de ser a única deputación galega que non destinou nin un só euro para os autónomos”. El objetivo, añadió, es ayudar al pago de gastos corrientes y de funcionamiento, como puede ser el alquiler, la luz, el teléfono o la seguridad social.

Por su parte, Carmen Amoedo recordó que “é cuestión de vontade política, porque a Deputación ten capacidade económica para facelo”. Recordó que cuenta con 18 millones de euros de remanentes, por eso es “incomprensible” que se ponga de espaldas a las necesidades y urgencias de la provincia. Además, apuntó que más de 5,5 millones de euros de los presupuestos de 2020 fueron para publicidad y propaganda de Carmela Silva. “Son momentos críticos e por iso pedimos eses 10 millóns porque hai ben de onde sacalos para axudar a un dos sectores que máis o precisan”, concluyó.