El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, asistió hoy a la reunión que diariamente lleva a cabo a Dirección Xeral de Asistencia Sanitaria del Sergas para evaluar la situación de los servicios de urgencias de los centros hospitalarios y de atención primaria de la red sanitaria pública gallega, para modular, si es necesario, los planes de contingencia de cada área sanitaria. En la reunión, el titular de la cartera sanitaria, agradeció el trabajo de los profesionales en un momento de alta demanda.

El conselleiro recuerda que “todo paciente que chega grave a urxencias é triado e atendido de xeito inmediato”. “Gustaríanos atender antes a todos os pacientes pero debemos rexirnos pola triaxe e atender primeiro ao que non pode esperar”. Así, en el día de ayer, 1 de enero, se atendieron 2.153 urgencias de adultos, algo por debajo de la media del mes de diciembre. En cuanto a los pacientes pediátricos, se atendieron a 635, 54 menos que el mismo día del año 2023. A pesar de esta leve merma de atenciones, no se descarta que se vuelvan a incrementar en los próximos días coincidiendo con el pico de la gripe.

Subrayar que, durante el fin de semana, se produjeron altas que permitieron ingresar a pacientes que así lo requerían. En todo caso, aún no llegamos al pico de la gripe, por lo que el Sergas tiene los planes de contingencia preparados para seguir desarrollándolos si es necesario, como ya se hizo la semana pasada.

En la reunión de esta mañana se repasaron las medidas puestas en marcha en cada área sanitaria, con más recursos abiertos en las propias áreas de urgencias, como en zonas de hospitalización, así como refuerzos con profesionales, en algunos casos, del propio servicio con turnos adicionales. Además, se planteó la agilización de pruebas y de los resultados.
Con todo, la actividad quirúrgica no se suspendió, aunque en áreas como la de Vigo, se reprogramaron las intervenciones demorables para poder atender todas las prioritarias, como así está sucediendo.

Por último, se insistió en que es fundamental que el paciente que precise atención acuda, a ser posible, al Punto de Atención Continuada más próximo a su domicilio, más resolutivo para patologías menos graves.