Mayo, el mes de la Vigo Copa de España, arranca para el pelotón Élite-Sub23 este domingo con una de las grandes clásicas de la categoría. La Santikutz Klasika celebra su 88ª edición y el Vigo-Rías Baixas acude la localidad guipuzcoana de Legazpi en su mejor momento de la temporada. Tras el segundo puesto logrado por Vicente Hernaiz en Valladolid, la estructura presidida por José Luis Chamorro se ha ganado el derecho a soñar a lo grande.

En la capital pucelana el conjunto flúor acarició la que hubiera sido su primera victoria de esta campaña en la Copa de España, certamen que alcanza su octava jornada en la Santikutz Klasika. Dentro de dos semanas las clasificaciones generales se resolverán en Vigo y los pupilos de Modesto Pérez quieren seguir acumulando sensaciones positivas de cara a la cita en la que ejercerán de anfitriones. La escuadra olívica, sexta en la tabla por equipos, no se guarda nada y se presentará en Euskadi encabezada por su tridente.

Hernaiz, Pablo Ara y Asier González se encontrarán con un exigente recorrido que se adapta a sus características. En los 153 kilómetros, con salida y llegada en Legazpi, tendrán como compañeros a Ángel Maneiro, Martín Rey, Joao Leite y Álvaro Carasa. Una mezcla de juventud y experiencia dentro de la normativa de la Copa de España que reserva la participación a corredores Sub25.

A las 09:30 horas se pondrá en marcha una carrera con hasta doce puertos de montañas. Salvo el primero (Udana) y el último (Aztiria), ambos de 2ª categoría, el resto son de 3ª. En este carrusel de explosivas cotas se corona la duodécima subida a 5 km para la meta. Un trazado genuinamente vasco.