El Vivero de Empresas de Baiona trabaja a pleno rendimiento
ALFREDO

La delegada del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, Teresa Pedrosa, y el alcalde de Baiona, Ángel Rodal, visitaron este jueves las instalaciones del vivero de empresas en la emblemática Casa del Reloj del casco histórico baionés. Abierto a finales de 2016, el vivero de empresas ya trabaja a pleno rendimiento y, a día de hoy, se ha convertido en sede de nuevos negocios.

Teresa Pedrosa y Ángel Rodal realizaron un recorrido por el rehabilitado edificio para conocer de primera mano a los emprendedores instalados durante los últimos meses que ya desarrollan su plan de negocio desde Baiona y que han cubierto el total de las oficinas ofertadas por Zona Franca.

Seis interesantes empresas ocupan los espacios. En la oficina número uno se encuentra SACODOCEO, una sociedad que realiza gestión patrimonial, así como la promoción turística y sociocultural de O Valle Miñor principalmente y especialmente la colaboración con la “Fundación Traslatio 2021 “.

En la número 2 se sitúa English Resource Centre, una empresa que se dedica a servicios de inglés, traducciones, cursos, conversaciones, clases particulares, eventos, tours, promoción y contenido web, proof-reading, vídeos de márketing, impulso del Camino Portugués de la Costa, ayuda y generación de negocio y emple.

En el número 3 se sitúa el Gabinete de Arquitectura Rosa Mouriño, dedicado a la arquitectura, urbanismo, diseño y rehabilitación.

La oficina número cuatro es la sede de Summum Delicatessen, una joven empresa gallega que nace con la ilusión que como gallegos tienen de querer mostrar al mundo las bondades de nuestros productos, elaborados de forma tradicional a partir de la inigualable materia prima que nuestras rías y tierra nos ofrecen. Todos los productos de su selección son de origen y elaboración gallegos. Tradicionales, pero también innovadores. Su target son establecimientos Gourmet/Delicatesen, alta restauración, catering y empresas de todos los sectores que realizan eventos y regalos a lo largo del año y especialmente en campaña de Navidad.

En el número cinco está instalada la startup Bonos Bienestar. Se trata de una nueva concepción del bienestar que combina experiencias en hoteles spa, balnearios y centros de talasoterapia que busca la ruptura de la cotidianidad propia del día a día en forma de bonos-regalo con fecha abierta.

Por último, en el número seis, está ocupada por “805 Estudio”, dedicada al diseño gráfico. Un estudio de diseño multidisciplinar que enfoca su trabajo en el diseño de productos además de ofertar proyectos de branding integral. Las bases de este proyecto son fundamentalmente dos: El camino de Santiago portugués por la costa (su paso por Baiona) y la idea de proyectar Baiona y O Val Miñor al resto del mundo.

En el vivero de empresas también hay espacio para el coworking, donde está instalada una empresa de software.

La delegada y el regidor destacaron los servicios que ofrece el vivero para todos aquellos que desean iniciar su proyecto empresarial. “La Casa del Reloj ya es un referente del emprendimiento, un centro capaz de propulsar nuevos negocios que diversifican y mejoran nuestro tejido empresarial, por lo que estamos muy agradecidos por la fuerte apuesta realizada desde el Consorcio de la Zona Franca”, afirmó Ángel Rodal.

Pedrosa y Rodal destacaron las ventajas del coworking y animaron a los emprendedores a disfrutar de las instalaciones destinadas a este fin. También destacaron que esta modalidad de trabajo puede ser muy atractiva para todos aquellos que en la época estival tienen su segunda residencia en la Villa ya que podrán alquilar uno de los espacios por un breve periodo de tiempo para hacer sus gestiones empresariales también durante la época estival. El coworking es un espacio en el cual los emprendedores y empresarios pueden alquilar, previa solicitud, estos espacios para realizar contactos comerciales, empresariales y diferentes reuniones.

El vivero de empresas está situado en la Casa del Reloj, un edificio histórico rehabilitado por el Consorcio de la Zona Franca en Vigo, realizado con fondos FEDER canalizados a través de la Fundación Incyde, y ofrece seis oficinas y 38 puestos de trabajo en un espacio común, salas de reuniones y servicios de técnicos de apoyo para la creación de empresas.

En este nuevo vivero pueden instalarse empresarios autónomos o pymes que tengan como máximo una antigüedad de 42 meses desde su alta fiscal y, en el proceso de selección de proyectos, los técnicos del Consorcio valoran que se trate de iniciativas vinculadas al sector turístico, marítimo o actividades lúdico-deportivas; que el equipo promotor tenga las capacidades suficientes para desarrollar correctamente el proyecto de empresa que presenta, o bien, que se trate de iniciativas de carácter innovador y de un modelo de negocio escalable.

También se valora la generación de empleo cualificado y aquellos proyectos que contribuyan a la dinamización del tejido empresarial del entorno.