Claudia Criado

El espectáculo de las lanchas voladoras llega este fin de semana a la ciudad fronteriza con Portugal de Tui, en una jornada sabatina en la que pilotos de ambas nacionalidades se van a jugar el Trofeo Ibérico de T-850 y que es también Campeonato de España para los de este lado de la orilla del Miño.

Con las verificaciones técnicas se abría en la tarde del viernes el paddock ubicado en las instalaciones de la Comandancia Naval del Miño, momento que era aprovechado por los aficionados para conocer y observar de una manera más cercana este tipo de embarcaciones.

Hasta ocho embarcaciones correrán a la par por el canal del Miño a la altura de la Comandancia, por donde atraviesa la zona de mayor caudal, con una longitud de circuito de algo más de medio kilómetro por 70 metros de ancho, y donde las viradas en boya será todo un espectáculo al ser el momento de mayor dificultad, sobre todo por los recortes que se hacen para ganar posiciones.

Seis son pilotos españoles y dos portugueses, entre los que destacan el vigués Keko Pereira, uno de los favoritos al triunfo, y la salmantina Claudia Criado, que con tan sólo 19 años se mide al mismo nivel que el resto de contrincantes.

Fue una experiencia maravillosa, tanto por la gente como por el circuito”, comentaba la jovencísima piloto tras su participación hace dos años en Tui. “Regresamos con mucha fuerza e ilusión y venimos a por todas”, concluía Criado, que viene de hacer una temporada brillante en 2022 siendo cuarta en la Copa del Mundo y Primera en la de Portugal.

Las pruebas darán comienzo el sábado a las 12.30 con el arranque de la primera manga, tras los entrenamientos libres que serán de 10.30 a 11.30 h. A las 14.00 h se dará salida a la segunda prueba para comenzar por la tarde la segunda parte con horarios de 16.30 la tercera y 18.00 horas la cuarta y última de las series. A las 19.30 se celebrará la entrega de premios en la propia Comandancia Naval del Miño.