Estela Carrera (Elda, 1991) vuelve al rinconcito donde tocó el cielo. La portera de Elda regresa al Mecalia Atlético Guardés cuatro años después de su marcha para iniciar su segunda etapa en la entidad. La primera, también de cuatro años -de 2015 a 2019- fue altamente fructífera. La guardameta eldense escribió su nombre con letras de oro en el libro de la institución junto al resto de la plantilla 2016/17 al proclamarse campeona de la Liga Guerreras Iberdrola. Un hito en el que jugó un papel más que fundamental. Diferencial. No en vano, Estela fue designada como mejor portera de la competición ese mismo año.

Ese primer periplo en A Guarda catapultó a la primera línea a Carrera, que debutó con las Guerreras como internacional absoluta tras haber competido en todas las selecciones españolas de base. En 2019 fichó por Málaga, donde una lesión de hombro le impidió desarrollar todo su potencial. Al año siguiente volvió a Galicia para incorporarse al Porriño y en el club de A Louriña volvió a ofrecer un nivel excelso. El Guardés puede dar fe de ello al encontrársela en versión muro en más de un derbi.

La Estela Carrera que regresa a A Sangriña es una jugadora mucho más experimentada, con el aprendizaje que da un año tan duro como el que vivió en la Costa del Sol y con el bagaje que da compartir puesto con porteras más jóvenes. Sus cualidades son de sobra conocidas: reflejos, intuición y velocidad. Y ese chispazo mental que tienen algunas guardametas que, cuando sacan un par de bolas, parece que se vuelven imbatibles. Además, tiene un brazo prodigioso que la convierte en una portera ideal para el modelo de contraataque que pretende implementar Cristina Cabeza. Y no solo para pasar directamente a sus compañeras, sino para aprovechar porterías vacías de los rivales y anotarse goles. No en vano, la eldense suma un buen puñado de dianas en su trayectoria.

Carrera: “Cuando me fui, dije que ojalá fuese un hasta luego y aquí estamos”

Como si fuera una especie de progresión aritmética, Estela Carrera pasó cuatro años en el Guardés y otros cuatro fuera antes de regresar. “Es algo muy bonito y especial”, subraya la portera alicantina, que recuerda que fue “muy feliz” en esa primera etapa al tiempo que desgrana los magníficos resultados obtenidos, con ese título de Liga de 2017 en un lugar preferencial. “Cuando me fui, siempre dije que ojalá fuese un hasta luego. Lo ha sido y aquí estamos de vuelta. Estoy muy contenta de poder volver a defender nuestros colores”, remarca Carrera.

“Espero que sea una temporada muy bonita y que se nos den los resultados. Así todo será mucho más sencillo”, desea la guardameta internacional, muy motivada por comenzar a trabajar. “Estoy deseando empezar y conocer a todas las compañeras nuevas”, subraya. “Queremos estar lo más cerca posible de los primeros puestos o intentar conseguir algún título sería algo muy bonito, muy mágico, y ojalá que así sea. Estoy segura de que si trabajamos mucho y conseguimos jugar como un equipo, todo será mucho más sencillo”, concluye.

CRÓNICA: BORJA REFOJOS