La Xunta, a través de la Axencia Turismo de Galicia, acaba de finalizar la creación de accesos peatonales y la mejora integral de los lavaderos de Torroña y Bonaval, en Oia, con una inversión de 36.000 euros financiado, al 85%, con una aportación de la orden de infraestructuras turísticas para municipios de hasta 10.000 habitantes.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, acompañado por la alcaldesa de Oia, Cristina Correa, supervisó esta doble actuación en la parroquia de San Pedro de Burgueira que permitió el embellecimiento y recuperación de dos lavaderos de indudable valor turístico por la elevada cifra de visitantes que recibe el municipio y los millares de peregrinos que recorren el Camino Portugués por la Costa.

El acondicionamiento de estos lavaderos consistió en la limpieza del área de intervención, su adecuación, la creación de sendas peatonales, el pavimentado del entorno, la recondución de las aguas y la cubrición del propio lavadero.

“Estas actuacións son unha mostra máis da aposta transversal da Xunta de Galicia polo turismo, xa que actuamos en cuestións estratéxicas e de calado e tamén naquelas máis sinxelas, pero que contribúen ao embelecemento e que son moi valoradas polos visitantes. No caso de Oia, un concello cun enorme tirón turístico que está a facer un gran traballo neste sector e que aposta pola calidade, a colaboración do Goberno galego é constante e imos seguir nesta liña”, manifestó Luis López.

Además, el delegado territorial explicó que la AXencia Turismo de Galicia destinará nuevamente este año un millón de euros a estas acciones de embellecimiento y recuperación de espacios con esta orden para municiios de hasta 10.000 habitantes, que se enmarca en el Plan Camiña.

Esta línea, que concederá un máximo de 30.000 euros por solicitud, se orienta a la puesta en valor de la riqueza histórica, cultural, patrimonial y paisajística de estos municipios con acciones de embellecimiento, accesos, iluminación ornamental, recuperación y creación de miradores, senderos y rutas, espacios de estacionamiento de vehículos e incluso la mejora de Bienes de Interés Cultural (BIC).