ALFREDO // Celia en la marquesina nueva de A Gándara

La lucha incesante de los vecinos de A Gándara para que la Xunta de Galicia les instalara una marquesina nueva, ha dado sus frutos. Primero fueron carteles, luego muñecos con paraguas y su última idea de llamar la atención fue un ataúd.

Pero no ha sido el ente autonómico el que instaló la famosa parada el pasado viernes, sino el Concello de A Guarda, que se gastó unos 4.000 euros en su instalación y que posteriormente cobrará a la Xunta de Galicia, que es la titular de la PO-552, donde esta ubicada la marquesina.

Celia González, de 77 años y vecina de A Gándara, es una de las personas que más ha luchado para que instalarán el caseto. “Después de tres años pidiendo la marquesina por fin la han colocado. Ahora ya podemos resguardarnos de la lluvia y del frio”, señala la usuaria.

Pero para Celia esto no sería posible sin la colaboración del alcalde del Concello de A Guarda, Antonio Lomba, y del Concejal de Tráfico del Concello, Paulino Rodríguez, a quienes quiere dar las gracias por su trabajo, así como a todas las personas que han ayudado a llevar a delante esta protesta.

Un ataúd como marquesina perjudicados
ALFREDO // Varios vecinos de A Gándara con el ataúd en lo que queda de la marquesina