Gisele destroza, pero el seguro no paga
ALFREDO // Miguel señala la entena que Gisele derribó

Cuando uno hace el seguro de casa piensa que está cubierto contra cualquier imprevisto, bien sea por un desastre natural, como un temporal, un rayo o unas inundaciones, o por un corto circuito que provoca un incendio y nos quema la casa.

David y Miguel, son dos jóvenes de Baiona y Vigo, aunque residen en Boucelos, Borreiros, que recientemente se han casado y que acaban de adquirir una casa en esta zona alta de la parroquia. Lo que desconocían era que la sucursal bancaría de Gondomar donde solicitaron la hipoteca, les obligaba a pagar íntegros tres años el seguro de hogar. “No teníamos tanto dinero y lo pagamos con la tarjeta de crédito”, comenta Miguel.

Pero la sorpresa llega cuando en la mañana del miércoles 14 de marzo, la tormenta Gisele, que dejó registros de vientos en la estación meteorológica de Oia de más de 120 Km/h, les tiró la antena de televisión y ésta hizo un agujero en el tejado. “Llamamos al seguro de la casa, ese mismo que nos obligaron hacer, y nos dijeron que no se hacían cargo ya que no hubo viento, que no llegó a 80 Km/h que es lo que tienen estipulado, por lo que somos nosotros los que tenemos que arreglar la avería”, explica Miguel. Al parecer su póliza cubre la avería para este tipo de fenómenos naturales, pero el viento tiene que superar los 80 Km/h, cosa que sí ha ocurrido.

“Aunque trabajamos los dos, en estos momentos no podemos pagar el arreglo, hemos tenido muchos gastos con la apertura de la hipoteca, el seguro de casa etc., y no podemos permitírnoslo. Además, son ellos los que se tienen que hacer cargo, ya que el viento ese día superó con creces los 80 Km/h”, apunta el matrimonio.

El problema es que con el agujero en el tejado les entra agua y baja por las lámparas, lo que puede producir un cortocircuito. Los muebles de la cocina están mojados y el techo con humedades, con lo que habrá que pintar. “La avería va en aumento y esto no tiene pinta de que el seguro lo pague”, indican.

“La chica que nos atendió por teléfono nos digo que no era problema de ellos, que a ella le daba igual. Que habláramos con el banco que nos hizo el seguro, que nos dirigiéramos a él (director)”, aseveran. Desde el banco no entienden como el seguro no se hace cargo de la avería sabiendo los daños que causó ese día Gisele en toda Galicia y apoyan a la pareja, “intentaremos hacer todo lo posible, nos han dicho”, pero de momento no han tenido respuesta por parte de la sucursal bancaría.

David y Miguel van a poner una denuncia en consumo por la mala praxis de la operadora. Telemariñas intentó ponerse en contacto sin éxito con el seguro catalán para saber los motivos por los cuales no solucionan el problema de sus cliente, pero los más de una docena de teléfonos a los que llamamos sólo nos vendían un seguro o eran para dar un parte de accidentes.

ALFREDO