Gondomar declara el año 2017 como ‘Año del Conde’

El pleno de la corporación municipal con los votos a favor de todos los grupos, a excepción de Gondomar Concello Aberto que se abstuvo, declaró el 2017 como ‘Año del Conde’ coincidiendo con los 400 años de su nombramiento como primer Conde de Gondomar por Felipe III y el 450 aniversario de su nacimiento. 

Para el gobierno municipal el Conde de Gondomar Don Diego Sarmiento y Acuña es uno de los personajes más relevantes de O Val Miñor. Ostentando cargos como el de capitán de Baiona, por su defensa de la costa atlántica en las numerosas contiendas contra Francis Drake; por impedir en reiteradas ocasiones la conquista de la bahía de Baiona o Islas Cíes y la salvaguarda de la ciudad de A Coruña.

Así mismo Don Diego fue embajador en Londres durante el reinado de Jacobo I, siendo gran impulsor de pactos políticos entre la corona española e Inglaterra; y uno de los más reconocidos politólogos y diplomáticos de la época. Poseía Don Diego una de las bibliotecas más relevantes del reino de España con más de 15 mil ejemplares en su haber, donada en su mayoría a la Biblioteca del Palacio Real por sus herederos. Actualmente figura como corregidor perpetuo de Valladolid y de Toro. Se encuentra sepultado en la cripta de San Benito el Viejo, en Valladolid.

Con motivo de la declaración de Año del Conde de Gondomar el Concello llevará a cabo numerosos actos de reconocimiento institucional. Entre ellos, un gran acto en el mes de junio donde se espera contar con la representación del presidente de la Xunta, de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, y de los alcaldes de O Val Miñor, Valladolid y Toro así como representantes del Ministerio de Cultura y de la Casa Real.

Además se llevarán a cabo un ciclo de conferencias en torno a la trayectoria del Conde, su labor diplomática, de escritor y de defensor del idioma gallego y de Galicia, así como la faceta musical con las partituras que le acompañaron en sus viajes.

Para conmemorar esta celebración el Concello de Gondomar colocará en su documentación oficial, el grabado del Conde que actualmente se encuentra custodiado en la Biblioteca Nacional de Madrid.