El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, y la concejal de Bienestar Social, Nuria Lameiro, mantuvieron esta semana encuentros con las direcciones de los colegios del municipio y los representantes de sus ANPAS para confirmarles que el gobierno local seguirá gestionando el servicio de comedor de los centros, como venía haciendo hasta ahora.

A pesar de que recientemente en un encuentro con responsables de la Consellería de Política Social se requirió a la Xunta que asumiera el servicio, esta decisión se pospondrá hasta el próximo curso académico 2022-2023 fecha en la que el departamento autonómico sacará a concurso los nuevos contratos.

«Resulta triste que se queiran facer política e buscar réditos electorais con estes temas, xerando alarmas innecesarias arredor deste asunto, coñecedores de que se está traballando niso, cuestión tal e como se explicou a directores/as e ás anpas«, explica el regidor en referencia a las críticas vertidas por parte del BNG en los últimos días. «Denuncias e queixas que, como se pode ver, eran carentes de sentido e dende logo non defendían, precisamente, ás familias do municipio«, puntualiza el alcalde.

La gestión correrá a cargo de la empresa de catering que sirvió a los comedores escolares de los colegios públicos del municipio durante el presente curso, con un precio de menú que alcanza los 6,60 euros. De esta cifra las familias que hacen uso del servicio pagan 4,14 euros – excepto las que se encuentren en situación económica vulnerable que no deben pagar nada- y las administraciones abonan el resto.