CEDIDA

La Policía Local de Gondomar ha identificado una brigada de conservación de estradas de la Xunta de Galicia que este martes “estaba repartiendo a libre albedrío glifosato” por la carretera de Chaín, Morgadáns, Peitieiros y Couso.

Acudimos al lugar avisados por un vecino e identificamos a la brigada de conservación de estradas y evitamos que siguieran repartiendo veneno por Gondomar. Si tenemos que ir a los tribunales iremos, pero no vamos a consentir más esta situación”, asegura el alcalde Paco Ferreira.

Con la presencia de la Policía Local, los operarios de la empresa sevillana que realiza estos trabajos se vieron intimidados y paralizaron las labores de esparcimiento del glifosato.

“Están esparciendo este producto tóxico por nuestro municipio. No avisan de que están tirando veneno y esto puede ocasionar alguna intoxicación a animales domésticos que pasten por el lugar”, indica Ferreira.

El pasado lunes, esta misma empresa realizaba en la zona de Cabo Silleiro y Baredo, Baiona, estos mismo trabajos.