Alfombra elaborada por el CPA de Gondomar y que representa un cuadro de Kandinsky

Las tradicionales alfombras florales regresaron hoy a Gondomar tras verse interrumpidas el pasado año a consecuencia de la pandemia. La Asociación de Mujeres Rurales y el Club de Patinaxe Artística, trabajaron sin descanso durante buena parte de la noche para que al amanecer los primeros rayos de sol contemplases las obras de arte elaboradas con mucho cariño por decenas de personas con motivo del Corpus Christi.

Las integrantes de la Asociación de Mujeres Rurales decoraron el acceso principal a la iglesia de San Benito, donde se puede ver a vista de pájaro una gran viera o dos delfines saltando en enormes alfombras confeccionadas con flores que previamente recogieron a lo largo de las últimas semanas.

La Praza Paradela también luce un espectacular tapete. Los miembros de Club de Patinaxe Artística de Gondomar, con la colaboración del concejal de Cultura, Juan Bass, quien hizo los diseños y los pintó en el suelo, trabajaron duramente en la confección del tapiz, que muestra un cuadro de Kandinsky de 1923.

“Comenzamos hace unos diez días a recoger verde y esta noche confeccionamos la alfombra. Después de mucho trabajo en el que colaboraron unas 30 personas, sobre las 4:15 horas, finalizamos el tapiz floral”, señalan desde el CPA

Para la elaboración de la alfombra usaron mimosa, mirto y fiuncho para el verde, hortensias, rosas y flores varias para el color, además de maíz, café y viruta de madera. “Como nos sobró flor hicimos una segunda alfombra delante de Abanca”, indican los miembros de Club de Patinaxe Artística, quienes quieren dar las gracias al concejal de Cultura por su colaboración a lo largo de todos estos días.