Concello de Gondomar
ALFREDO // Concello de Gondomar.

El director general del IGVS; Heriberto García Puerto, y la secretaria general del mismo, María Ángeles Domínguez, mantuvieron hoy una reunión con el concejal de Urbanismo y Vivienda de Gondomar, Antonio Araúxo, con el objetivo de explicarle el funcionamiento del Programa de viviendas vacías puesto en marcha por la Xunta en el pasado mes de abril en el marco del Plan rehaVIta, plan gallego de rehabilitación, alquiler y mejor acceso a la vivienda 2015-2020.

El Concello de Gondomar solicitó ya la adhesión a dicho convenio. En la misma reunión también se explicaron las 12 medidas puestas en marcha por la Xunta de Galicia para evitar o paliar los desahucios de viviendas.

El municipio podrá poner en marcha los mecanismos de captación de viviendas vacías para su inclusión en el programa de la Xunta de Galicia una vez que se firme el correspondiente acuerdo entre el IGVS y el ayuntamiento adhiriéndose este último al convenio firmado con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp).

Hasta el momento ya son 32 los ayuntamientos de toda Galicia, que solicitaron formalmente la adhesión al Programa de viviendas vacías.

El Programa de viviendas vacías permitirá, gracias al convenio firmado entre la Xunta y la Fegamp, destinar viviendas vacías de propiedad pública o privada al alquiler social por parte de familias desfavorecidas.

Las viviendas que se incorporen a este programa tendrán aseguradas, por parte del Gobierno gallego y sin coste para los propietarios, las siguientes coberturas:

  • Un seguro multirriesgo del hogar, por lo que quedarán cubiertos todos aquellos daños sufridos por la vivienda durante la vigencia del arrendamiento.
  • Un seguro de la garantía del cobro de la renta en las mensualidades impagadas por los arrendatarios y la asistencia y defensa jurídica de los arrendadores en los procesos de desahucio o reclamaciones de cantidad por impago de rentas, que incluya como mínimo los honorarios de abogado y derechos y suplidos de procurador, cuando su intervención sea preceptiva, gastos notariales y de otorgamiento de poder para pleitos y gastos de ejecución procesal. La garantía del cobro de las rentas impagadas no podrá superar el período máximo de doce mensualidades.

Estas coberturas serán efectivas durante el tiempo en que las viviendas permanezcan arrendadas al amparo de este programa.