vista de a Guarda
ALFREDO // Panorámica de A Guarda

El pasado día 23 de febrero quedó definitivamente aprobado el presupuesto del Concello de A Guarda para el año 2017, que había sido aprobado inicialmente el pasado mes de diciembre, y que asciende a más de 6.100.000 euros.

Una vez obtenida la aprobación inicial, el presupuesto pasó el trámite de exposición al público y se presentaron dos alegatos, una del Partido Popular y otra de un particular que fueron informadas negativamente tanto por el secretario como por la interventora del Concello. Así, en el mes de febrero se llevó a pleno el rechazo de los dos alegatos y al obtenerse este rechazo quedó aprobado definitivamente el presupuesto para 2017.

En este presupuesto la principal y más importante modificación alcanza a los servicios socias, que incrementan su partida en 100.000 euros, ascendiendo la cantidad total para este departamento a los 500.000 euros.

Esta dotación va dedicada al servicio de ayuda en el hogar, a la dependencia, a la cuota que se paga por el programa de comer en casa, al servicio de CIM (uno de los más valorados de la provincia), ya que cuenta con trabajadora social, psicóloga, abogada y psicólogo infantil; y al propio departamento de servicios sociales que está constituido por una asistente social, una técnica, una auxiliar administrativa y una educadora.

Se trata de un servicio que además atiende las emergencias sociales que se producen en la localidad y que tienen una muy variada casuística y a la colaboración de asociaciones que en el Concello trabajan estrechamente con el departamento de Servicios Sociales como son Cruz Roja, San Vicente de Paul o Conrazones.

El Concello también destina 145.000 euros del presupuesto a entidades de carácter social, deportivo y cultural del municipio, así como 150.000 euros a reducir la deuda con los bancos “sin incrementar los impuestos y las tasas municipales” apuntan quedando la deuda bancaria en 150.278,16 euros.