Ni la derrota por la mínima de la pasada tarde ante el KH-7 Granollers (26-25, 12-12 al descanso) podrá arrebatar al Atlético Guardés el subcampeonato de la Liga Guerreras Iberdrola 20/21. El Super Amara Bera Bera cantó el alirón el pasado fin de semana y ayer ganó ya como vigente campeón liguero al Rocasa Gran Canaria (21-28).

Esta victoria donostiarra confirmó la segunda plaza del Guardés ya de manera matemática: las canarias, terceras, todavía tienen dos partidos por disputar y aunque podrían igualar a las de Prades en puntos (17) encajaron dos derrotas contra las guardesas. Aunque las de Prades entraron bien al partido (Min.12, 4-7), un parcial local de 6-0 en seis minutos sacó los colores a un Guardés que tardó en recomponerse. Un nuevo hachazo, esta vez visitante, permitió llegar en tablas al descanso. Y aunque las gallegas volvieron a ponerse por delante (Min.38-14-15) este espejismo dio paso a un equipo vallesano que quiere apurar hasta la última jornada sus opciones de colarse en Europa. Entre una Giulia Guarieiro inconmensurable y Marta Mera bajo palos amargando a las lanzadoras rivales el Granollers cogió el mando del partido a pesar de los intentos visitantes.

Como viene siendo habitual en este grupo por el título de Liga la emoción estuvo presente hasta el final. El electrónico del Palau d’Esports lucía un ajustado 22-21 a falta de cinco minutos. Mireia Torras, quien al final del partido fue despedida junto a Elaines Gomes por el club -no continúan la próxima temporada-, forzaba un 7m que anotaría la extremo Ana González para el +2 (23-21). Arcos circuló hasta 6 metros entre uno y dos por la zona derecha de la pista y apretó al 23-22, pero de nuevo en la siguiente acción el Granollers se hizo de oro con otro 7m (24-22). Marta Mera sumó su enésima parada para hacer sombra esta tarde a la dupla guardesa -Carratú/Sempere- y aunque el Guardés lo intentó todo (TM incluido de Prades en el 27:41) el atino estuvo del lado local. 25-22. Moreno para el 25-23 y aunque Arcos apuró el sueño con el 25-24, Gomes ya sentenció con el 26-24. En un abrir y cerrar de ojos Rajnohová maquilló la derrota por la mínima (26-25).

Una derrota que no debe empañar el fantástico subcampeonato conquistado por el Atlético Guardés esta campaña. Repiten de esta manera las gallegas su segundo mejor resultado en la División de Honor tras el título de la 16/17 y el subcampeonato de la 17/18 que concluyó con empate a puntos con el campéon Super Amara Bera Bera. Una realidad ya matemática a falta de una jornada y que refrenda un trabajo que el grupo sueña con demostrar de nuevo en la fase final de la XLII Copa de SM la Reina que el viernes levanta el telón en Telde con un partido de cuartos de final contra el Liberbank Gijón (18:30 h, Pab. Rita Hernández).