Ni seguridad para los ciclistas, ni seguridad para los motoristas, ni seguridad para los peatones. Los polémicos bloques de hormigón del carril bici que transcurre entre los municipios de Vigo y A Guarda siguen causando contratiempos. 

Un motorista, de unos 25 años y vecino de Mos, resultó herido a consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido hoy en la salida de una curva de la carretera PO-552, a la altura de Cabo Silleiro, pero dentro del término municipal de Oia.

Un particular informó del accidente al personal del CAE 112 Galicia al hilo de las seis de esta tarde sobre un motorista que se salió de la vía y cayó por un desnivel de unos tres metros, cuando circulaba por la carretera que une A Guarda y Baiona.

Según apuntaron testigos en el lugar, el herido circulaba con su motocicleta en dirección A Guarda-Baiona. Al llegar a la citada curva conocida como “Curva da Negra” perdió el control del vehículo, trató de corregir a su carril, pero no fue capaz y colisionó con los bloques de hormigón que separan el carril bici de la calzada. Tras colisionar con estos bloques, cogió vuelo y se precipitó a las rocas del mar, lo que dificultó las labores de rescate.

Tras el fuerte impacto el hombre sufrió numerosas contusiones. Fue trasladado en una ambulancia al hospital vigués Álvaro Cunqueiro y su estado no revestía gravedad. Al lugar se desplazaron efectivos del GES de O Val Miñor, Guardia Civil de Tráfico, una ambulancia asistencial del 061 y una patrulla de la Policía Local de Baiona.

Bloques de hormigón

“Gracias a esta mierda un chaval fue para el hospital”. Esas fueron las palabras de un compañero que circulaba justo detrás en el momento en el que el joven de Mos sufrió el accidente.

Desde que se habilitó este carril bici en el año 2012, han sido múltiples los ciclistas heridos por los bloques de hormigón. Aunque no solo es polémico para los ciclistas. Los conductores, sobre todo motoristas, “temen” también a estos bloques de hormigón. Cuando se produce un accidente de motoristas o ciclistas la persona suele salir despedida, y el cuerpo impacta contra el asfalto o cemento causando posibles lesiones graves como traumatismos, amputaciones y en el peor de los casos la muerte.