ALFREDO // Estado en el que quedó la moto tras el impacto con la cuneta

Feligreses de la parroquia de San Miguel de Oia (Vigo) están en pie de guerra contra su párroco por los supuestos comentarios vertidos sobre un joven que falleció en un accidente de moto en Tui.

Familiares y amigos de la víctima han escrito una carta al sacerdote en el que le reprochan “achacar la muerte a una falta de cristianismo”. Por su parte, el sacerdote, Benito Rodríguez, niega haber dicho nada que hubiese herido la sensibilidad de los feligreses.

El joven de 23 años era natural de Vigo y tenía familia en Camos (Nigrán). El pasado 19 de agosto sufrió un accidente de tráfico en la carretera PO-340 que une Tui con Gondomar, a la altura de Malvas, en el que resultó herido de gravedad. La víctima fue trasladada en ambulancia al hospital Álvaro Cunqueiro, pero nada pudieron los médicos por salvarle debido a la gravedad de sus heridas y falleció al día siguiente.

El suceso causó una gran conmoción en toda la parroquia, donde la víctima era una persona muy querida. El joven fue enterrado en el cementerio parroquial de San Miguel de Oia. “Ese día lo único que necesitábamos era, en especial su hermano y su madre, un acercamiento, un momento de tranquilidad. Nadie necesitaba que comenzara a decir lo primero que le vino a la boca”, afirman en la misiva.

Una semana después del entierro, en otra misa, “el sacerdote comentó que el chico que falleció en el accidente no era cristiano y no acudía a misa”, afirma una familiar. Este comentario causó una gran indignación entre los familiares, allegados y vecinos. “No le había sido suficiente con sembrar ese día la rabia y las ganas de cortarle mientras estaba hablando para poder entre todos dar un discurso más bonito y entrañable, que en una misa posterior se le ocurre achacar una muerte a una falta de cristianismo”, afirman en la carta.

El padre Benito Rodríguez negó haber realizado ningún comentario despectivo sobre el joven fallecido. “No dije nada de eso. No conocía de nada a la víctima y es una calumnia que me están levantando”, asegura el sacerdote.

Afirma que durante el entierro del joven “me acerqué a los familiares y los abracé. Hasta lloré por él. Como mucho sentía no tratarlo a pesar de estar cerca de la capilla. Él me decía hola de lejos, pero trato personal, ninguno”, asegura el sacerdote, que desconocía el contenido de la carta.

Carta de los familiares del joven fallecido en un accidente de moto en Tui al párroco de San Miguel de Oia. (Publicada por petición expresa de la familia).