Interceptadas más de dos centenares de vieiras con toxina procedentes de la ría de Vigo
GUARDIA CIVIL // El equipo de buceo y las vieiras intervenidas al vecino de O Grove

La Guardia Civil ha procedido a la incautación de más de dos centenares de vieira con toxinas extraídas de manera ilegal en la ría de Vigo a J.J.M.A., de 38 años y vecino de O Grove.

El grovense tiene habilitación en vigor de la Xunta de Galicia para la actividad extractiva en la zona marítima de influencia de la cofradía de O Grove. Sin embargo, esta persona cogió el marisco en una ría fuera de su ámbito y, por lo tanto, de manera ilegal, a mayores, fuera del horario permitido para esta actividad y con equipos de respiración asistida no autorizados para la vieira. La mercancía estaba destinada al mercado negro con el correspondiente riesgo sanitario por no haber pasado los preceptivos controles de seguridad de la lonja.

La operación para interceptar a este mariscador puso, además, en riesgo la seguridad de los usuarios de la carretera VG-4.1 en Sanxenxo. Para evitar el control montado por efectivos de la Guardia Civil de la Compañía de Vilagarcía de Arousa, al dar el alto al vehículo que conducía el denunciado, este realizó una maniobra de evasión con cambio de sentido, a gran velocidad, para darse a la fuga en dirección al monte que pudo afectar al tráfico rodado y llegó a colisionar contra el coche policial antes de desaparecer.

Otra patrulla de la Guardia Civil de Vilagarcía consiguió localizar posteriormente el vehículo que abandonó al verse cercado en un monte de la parroquia de Noalla (Sanxenxo). En el coche se localizó el marisco, que se transportaba sin las más mínimas condiciones higiénico-sanitarias. Además, se incautaron aparejos propios de la actividad como un equipo de buceo con dos botellas. Veinticuatro horas después del accidente con la patrulla de la Guardia Civil y de que se hubiera intervenido la mercancía, el varón acudió personalmente al Puesto de O Grove y aseguró que le habían sustraído el vehículo, por lo que podría tener que hacer frente además a otra denuncia por simulación de delito.

Se trata de la tercera vez en tres meses que este hombre ha sido denunciado por extracción ilegal de marisco y, durante el mismo tiempo, se le han incautado ya tres vehículos, otros tantos equipos de buceo completos con botellas y distintas cantidades de diversos mariscos. En todas las intervenciones que la Guardia Civil llevó a cabo para frenar la actividad ilegal y de riesgo de este individuo, siempre evitó los dispositivos de control con acciones y conductas desafiantes, llegando a atentar contra la integridad de los agentes, hechos por los que, en breve, deberá responder judicialmente.

Tanto el vehículo como el marisco intervenido fue trasladado y puesto a disposición del Servicio de Guardapescas marítimos con base en Vilaxoán. Las muestras de las vieiras que fueron remitidas al Instituto Tecnolóxico para o control do Medio Mariño de Galicia (INTECMAR) dieron resultado positivo en toxina, por lo que, por parte de la autoridad competente, se remitirá copia de lo actuado al ministerio fiscal por si los hechos pudiesen ser constitutivos de un delito contra la salud pública.