CEDIDA

El pasado domingo, a las 14:05 horas, el Guardia Rural en la zona de Mide (Vigo), observó a una persona faenando en una zona rocas de difícil acceso. El individuo se encontraba entre Saians y O Portiño. El Guardia Rural solicitó el apoyo de una Patrulla de la Policía Local de Vigo para proceder a su identificación.

Tras más de dos horas, el hombre decidió salir del agua. Los agentes interceptaron al presunto furtivo en el momento de abandonar la playa. El sujeto, un vecino de Nigrán de 42 años de edad, llevaba un pulpo y varios peces en su poder. Tras una exhaustiva inspección de la zona rocosa y, con el apoyo de la Unidad Ejecutiva, localizaron el resto de la pesca, 28,8 kg de pulpo, 4 de ellos de tamaño ilegal, y 2 centollas de aproximadamente 3 Kg.

Las centollas fueron devueltas al mar y el pulpo fue donado al hogar de San Francisco, iniciando el correspondiente procedimiento sancionador.

FUENTE: POLICÍA LOCAL DE VIGO