El Kayak Tudense dio este sábado un nuevo paso para conquistar otra vez el Campeonato de España de invierno. Doce de sus palistas lograron estar entre los quince primeros en las distintas categorías sénior en las regatas de 2.000 meteros. Este detalle muestra la regularidad de un equipo que este domingo tendrá su examen definitivo. La prueba de 5.000 metros marcará el resultado final de la competición. El Kayak Tudense aparece entre los favoritos junto al Náutico de Sevilla y el Aranjuez. Las pruebas de 2.000 metros demostraron que los tudenses tiene definido su objetivo. En la modalidad de kayak, Ana Varela logró el séptimo puesto en la clasificación en la categoría femenina. En la masculina, Rubén Milán fue cuarto, Gabriel Campo Pavón ocupó el quinto lugar, Roi Rodríguez terminó sexto, Emilio Llamedo fue decimoprimero e Iván Alonso decimocuarto. También las canoas cumplieron con el guión marcado. Brais Casás fue el mejor del conjunto tudense al finalizar en tercer lugar. Manuel Garrido terminó en el quinto puesto y David Costa fue octavo. Entre los quince primeros también se clasificaron Daniel Durán, José Luis Bouza y Ramón Ferro. Todos ellos, además de otros componentes del equipo, lograron también clasificarse para la prueba de 5.000 metros de este domingo. El Kayak Tudense dispondrá de una gran cantidad de deportistas en la línea de salida. Competirán directamente con el Náutico de Sevilla y el Aranjuez, aunque el Breogán de O Grove se perfila como otro candidato a estar en el podio. El Campeonato de España de invierno se disputa en Sevilla. El Kayak Tudense aspira a ganarlo por duodécima vez, algo histórico en esta competición. La cita andaluza reúne a 600 palistas y casi cien clubes. Los gallegos son mayoría, tal como es habitual. Las condiciones para palear en el río Guadalquivir son buenas, ya que han mejorado con respecto a días anteriores.
KAYAK TUDENDE // Manuel Garrido en aguas del Guadalquivir

El Kayak Tudense dio este sábado un nuevo paso para conquistar otra vez el Campeonato de España de invierno. Doce de sus palistas lograron estar entre los quince primeros en las distintas categorías sénior en las regatas de 2.000 meteros. Este detalle muestra la regularidad de un equipo que este domingo tendrá su examen definitivo. La prueba de 5.000 metros marcará el resultado final de la competición. El Kayak Tudense aparece entre los favoritos junto al Náutico de Sevilla y el Aranjuez.

Las pruebas de 2.000 metros demostraron que los tudenses tiene definido su objetivo. En la modalidad de kayak, Ana Varela logró el séptimo puesto en la clasificación en la categoría femenina. En la masculina, Rubén Milán fue cuarto, Gabriel Campo Pavón ocupó el quinto lugar, Roi Rodríguez terminó sexto, Emilio Llamedo fue decimoprimero e Iván Alonso decimocuarto.

También las canoas cumplieron con el guión marcado. Brais Casás fue el mejor del conjunto tudense al finalizar en tercer lugar. Manuel Garrido terminó en el quinto puesto y David Costa fue octavo. Entre los quince primeros también se clasificaron Daniel Durán, José Luis Bouza y Ramón Ferro.

Todos ellos, además de otros componentes del equipo, lograron también clasificarse para la prueba de 5.000 metros de este domingo. El Kayak Tudense dispondrá de una gran cantidad de deportistas en la línea de salida. Competirán directamente con el Náutico de Sevilla y el Aranjuez, aunque el Breogán de O Grove se perfila como otro candidato a estar en el podio.

El Campeonato de España de invierno se disputa en Sevilla. El Kayak Tudense aspira a ganarlo por duodécima vez, algo histórico en esta competición. La cita andaluza reúne a 600 palistas y casi cien clubes. Los gallegos son mayoría, tal como es habitual. Las condiciones para palear en el río Guadalquivir son buenas, ya que han mejorado con respecto a días anteriores.