La ampliación del instituto IES Antón Alonso Ríos de Tomiño va a ser una de las obras más ambiciosas en el ámbito de las instalaciones educativas y la más innovadora en lo que alcanza a su eficiencia energética. Así lo explicó en el Parlamento el secretario general técnico de la Consellería de Cultura, Educación, FP e Universidades, Manuel Vila, quien destacó que la Xunta está supervisando el proyecto de esta actuación, que resulta especialmente laborioso y complejo.

El departamento educativo de la Xunta de Galicia ha previsto licitar la obra de ampliación de este instituto en 2024, con un presupuesto que ya consigue los 4,8 M€, un millón más de la última previsión. De este modo, la actuación podría estar completada a lo largo del curso 2025/26. “El compromiso del Gobierno gallego es firme con Tomiño, de hecho, esta actuación es la segunda más importante por cuantía de las previstas obras de ampliación”, recalcó.

El secretario general técnico señaló que, después de varios análisis por parte de los técnicos y atendiendo a la privilegiada localización del centro, con una gran cantidad de horas de exposición solar al día, “se tomó la decisión de convertir esta obra en un proyecto piloto de edificio innovador desde el punto de vista de la eficiencia energética”.

Esto obligó a acometer cambios en el proyecto, que incluye ahora medidas de diseño arquitectónico pasivo, dotado de fachadas con protecciones solares protegiendo del sol en verano y permitiendo el calentamiento en invierno. Asimismo, contará con sistemas de aprovechamiento de energía solar térmica, un total de 12 paneles y un sistema de calefacción por biomasa, que redundará en un ahorro estimado del 18% de energía primaria.