Camposancos se engalana con unas excelentes decoraciones de Navidad cubriendo de fantasía todos los espacios en un proceso de creación colectiva. Los vecinos de todos los barrios decoran sus casas y los espacios públicos con materiales naturales, o de desecho, evitando al máximo la utilización de plásticos. Las decoraciones tienen temática variadas, aunque siempre con la dinámica propia de la Navidad.

Los trabajos de decoración tienen gran calidad y son muy imaginativos. Se trata de una Navidad ecológica, de cercanías, biodegradable, reciclado y con las mínimas emisiones de CO2, con perspectiva de género, en gallego y con un enfoque claramente tradicional.

En él participan todos los barrios en la medida de sus posibilidades, en un proceso colaborativo, que ayuda a construir comunidad y disfrutar del trabajo colectivo, pensado para enseñar a los más pequeños de la casa nuevas maneras de enfrentar la nueva realidad y cuidar el planeta, mediante el juego y la diversión.

El día 24 y 31 habrá un pasacalles animado por las gaiteiras “Do lusco ao fusco” y por los muñecos de la tele con la asociación “Studio 88”. El pasacalles saldrá de Granxa Nova a las 16:30 horas y pasará por los barrios en dirección al Palomar donde finalizará la fiesta. Hay previstas paradas en el edificio de la Entidad Local Menor a las 17:00 horas y en A Fonte da Poza.  “Animamos a toda el vecindario y visitantes a unirse a la comitiva y participar de la manera que más le apetezca”, indican desde la Entidad.

Se contará con la presencia del Apalpador y de la Apalpadora, personajes tradicionales de la cultura gallega equivalentes a Papa Noel, carboneros de pelo rojo que viven en el monte y que cada año por Navidad bajan a saludar y jugar con los más pequeños de la casa repartiendo comida y generando fantasía e ilusión.

Es un recorrido libre que lleva a los visitantes a descubrir espacios únicos y pintorescos en el interior de esta parroquia del extremo de Galicia, justo donde el Atlántico se mezcla con el Río Miño, que nunca deja de sorprender por su belleza paisajística.