Asistentes a la Feira do Viño de O Rosal

Concello y bodegueros de O Rosal trabajan ya mano a mano para reinventar la “Feira do Viño” y ofrecer un evento alternativo no presencial con el que celebrar la XXVIIII edición los próximos 17, 18 y 19 de julio.

La situación por la que está atravesando la sociedad a nivel mundial por la pandemia del COVID-19 hace que muchos eventos con alta afluencia de público previstos para el mes de julio no puedan celebrarse, por lo menos no del mismo modo del que se venían haciendo hasta ahora. “Readaptámonos á realidade que estamos a vivir e apostamos por facer un evento singular, diferente e histórico que marque un punto de inflexión na propia feira, lonxe de pensar en cancelar esta festa tan sinalada”, explica la alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández.

El objetivo de la feria será continuar con la promoción del sector vinícola a través de una experiencia innovadora, original y muy participativa a través de medios no presenciales, pero manteniendo la tradición y el espíritu de la feria.

De este modo, Concello y bodegueros están trabajando para cerrar diferentes iniciativas para que los miles de personas que suelen acudir cada año a esta feria puedan seguir disfrutando de ella a través de canales digitales y de herramientas como el vídeo o el streaming.

La organización hará un gran esfuerzo para implicar a toda la población, que juega un papel muy importante cada año en la feria, por lo que se ofrecerán alternativas para animar a participar al mayor número de gente posible. Además, todas las actividades buscarán también intensificar la labor de promoción tanto de los productos de Denominación de Origen Rías Baixas como de las bodegas que están detrás y de su historia.