GUARDIA CIVIL

El pasado miércoles 16 de mayo, tras recibir varias llamadas alertando de un vehículo que circulaba en la A-55 en sentido Portugal por el carril contrario hacía Vigo a la altura del km 2 en Tui, varias patrullas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra cortaron la circulación para evitar una posible colisión frontal.

El vehículo causó un accidente tras impactar lateralmente contra otro turismo que circulaba de manera correcta, afortunadamente sin heridos, abandonando la vía a la altura de Tui, tras circular 3 kilómetros en sentido contrario.

Una patrulla del Destacamento de Tráfico de O Porriño interceptó el vehículo en Tui. Su conductor, de 67 años y de nacionalidad portuguesa, presentaba síntomas de conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, y en la prueba de alcohol que se le realizó cuadriplica la máxima permitida.

Por parte del GIAT (Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico) del Subsector de Tráfico de Pontevedra, se procede a su investigación por dos delitos contra la seguridad vial, al circular en sentido contrario y superar las tasas de alcoholemia legalmente establecidas. Las diligencias se entregan en el Juzgado de Guardia de Tui.

Desde el Subsector de Tráfico de Pontevedra quieren agradecer a todos los ciudadanos, así como a los usuarios que circulan por las diferentes vías, la colaboración que realizan al advertir con sus llamadas de todas aquellas conducciones irregulares que observen, ya que puede con ello evitarse situaciones de riesgo para la seguridad vial, como este caso que se logró evitar un accidente que pudo llegar a tener fatales consecuencias.

FUENTE: GUARDIA CIVIL